Ansuátegui convoca al alcalde y a asociaciones vecinales para discutir sobre prostitución callejera

El delegado del Gobierno, Francisco Javier Ansuátegui, ha convocado para el próximo miércoles una cumbre para abordar el tema de la prostitución callejera. Acudirán el alcalde, José María Álvarez del Manzano; vecinos afectados; representantes de las asociaciones de prostitutas, y mandos policiales. El miércoles, 800 vecinos de la plaza de Cuzco cortaron media hora el tráfico del paseo de la Castellana para protestar porque, según explican, su barrio se ha convertido en un prostíbulo callejero. Álvarez del Manzano es partidario de prohibir esta actividad.

Álvarez del Manzano se mostró partidario de que se prohíba el ejercicio de la prostitución en la calle y se legalicen los prostíbulos. "Ésos son los lugares más adecuados [para llevar a cabo esta actividad]", dijo. "Así de claro,ahora no son legales ni son ilegales; deben de no estar prohibidos porque existen", agregó.El regidor ya ha pedido "a todo el mundo, a este Gobierno y a los anteriores", que se regule la prostitución. "Me gustaría mucho que estuviese regulada la prostitución y poder decir que se realice esa actividad en lugares cerrados; me parece que es más adecuado, protege mejor a la mujer o al hombre, porque también hay prostitución masculina, y no en las calles".

Ahora, el alcalde se siente maniatado. La prostitución no es ilegal, sino alegal, y no se puede perseguir. "No podemos mandar a la policía a quitar a estas señoras de la calle", ilustró el alcalde, que añadió que ya ha recibido "varias advertencias serias de la judicatura por este asunto".

Una de estas "advertencias" le llegó el pasado junio del fiscal jefe de Madrid, Mariano Fernández Bermejo. Antes, María Tardón, concejal de Policía Municipal, había anunciado su intención de actuar contra las prostitutas semidesnudas de la Casa de Campo y de los alrededores de la plaza de Cuzco amparándose en un supuesto delito de "exhibicionismo". Fernández Bermejo replicó que esa medida era ilegal debido a que estas mujeres "no cometen un delito de exhibicionismo, sino que ejercen con el uniforme propio de su profesión". El fiscal añadió: "El exhibicionismo es otra cosa; las autoridades deben ser serias y asumir sus propias responsabilidades".

Ahora, el conflicto ha estallado entre los vecinos de la plaza de Cuzco y la calle del Capitán Haya, que el pasado jueves cortaron el paseo de la Castellana hartos de la presencia de numerosas prostitutas en esta zona. El delegado del Gobierno ha abierto un expediente informativo para aclarar los hechos y la posible responsabilidad de los vecinos. Éstos podrían ser sancionados por causar un caos de tráfico en la Castellana y en otras calles próximas hasta que accedieron a disolverse a petición del jefe superior de Policía, Julio Corrochano.

Próximas movilizaciones

Miembros de la asociación Capitán Haya, colectivo que organiza las protestas, ha asegurado que convocarán movilizaciones el lunes y el miércoles. Por su parte, el colectivo de defensa de los derechos de las prostitutas Hetaira y la Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención de la Mujer Prostituta (APRAM) reclaman a las instituciones que, antes de tomar medidas, hablen con las mujeres que hacen la calle en Cuzco y la Casa de Campo. Estas entidades no han sido convocadas todavía a la cumbre.Concha García, miembro de Hetaira, cree vital "tener en cuenta la opinión de estas mujeres y, a partir de ahí, negociar con las partes implicadas". Rocío Nieto, de APRAM, explica que su asociación presta apoyo social y formativo a las mujeres que quieren dejar la calle, por lo que "regular o no la prostitución es competencia de las instituciones, pero antes deberían hablar con las afectadas", informa Begoña Aguirre.

La prostitución se localiza, sobre todo, en dos zonas: la Casa de Campo, con 800 mujeres, y en los alrededores de Cuzco, donde los vecinos calculan que se reúnen 300 meretrices.

La prostitución en la Casa de Campo es un quebradero de cabeza para el Ayuntamiento, que hace años pensó en trasladar a las mujeres a una zona más apartada a fin de que esta actividad no fuera presenciada por las familias que acuden al Parque de Atracciones. El cierre al tráfico de este pulmón de Madrid también depende de que se solvente el problema. El Ayuntamiento teme que si se impide el paso a los coches, los clientes y la prostitución desaparezcan para dispersarse por otras áreas de la ciudad.

Sobre la firma

Es reportero de EL PAÍS y escritor. Fue corresponsal en París, Lisboa y São Paulo. También subdirector de Fin de semana. Ha escrito dos novelas, 'Deudas pendientes' (Premio Novela Negra de Gijón), y 'La botella del náufrago', y un libro de no ficción ('Así fue la dictadura'), firmado junto a su compañero y amigo Pablo Ordaz.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción