Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lanzarote acoge la segunda edición de los encuentros de cine español

Con la proyección de una treintena de películas españolas y la presencia de 50 compradores extranjeros, principalmente europeos, se inician en Lanzarote la semana próxima (del 29 de noviembre al 1 de diciembre) los segundos encuentros del cine español, cuya finalidad es la promoción y venta de títulos nacionales en el exterior. La escasa presencia de filmes españoles fuera de nuestras fronteras es uno de los más graves problemas que arrastra nuestra industria audiovisual y para ello se organizan desde el año pasado los llamados Spanish film Screeining for Europe, con una finalidad claramente comercial. En esta edición se ha ampliado el número de potenciales compradores extranjeros a profesionales no sólo de Europa, sino también de Estados Unidos, Japón, Corea e Israel. El director del certamen, Teodoro Ríos, anunció ayer en Madrid que este encuentro tiene la intención de ir creciendo año tras año hasta convertirse en "una plataforma para que el cine español trascienda nuestras fronteras".Junto a las proyecciones de la última cosecha del cine español dirigidas a los compradores, se presentarán en riguroso estreno tres películas: Tiempos de azúcar, de Juan Luis Iborra; Anita no pierde el tren, de Ventura Pons, y Aunque tú no lo sepas, de Juan Vicente Córdoba. Todos estos filmes contarán con la presencia de sus directores y protagonistas principales.

A la presentación de este certamen asistió ayer el secretario de Estado de Comercio y Turismo y presidente del ICEX (Instituto Español de Comercio Exterior), Juan Costa, quien recalcó que una de las prioridades del Ministerio de Economía es promocionar fuera de nuestras fronteras el sector audiovisual, en el convencimiento de que "es una apuesta de futuro". Costa, que reconoció la escasa presencia del audiovisual español fuera de nuestras fronteras, aseguró que los ingresos de esta industria han aumentado en un 68% en los últimos cinco años y que sólo en 1999 facturó 375.000 millones de pesetas, además de dar empleo directo a más de 16.000 personas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 23 de noviembre de 2000