_
_
_
_
_
Elecciones 2000

Roban una máquina llena de 'papeletas mariposa' para subastarla por Internet

Sorpresa en Helsinki

Más información
El Supremo de Florida prohíbe anunciar un vencedor antes de escuchar a ambas partes

Las papeletas mariposa, protagonistas de la crisis electoral en Florida, se han convertido en una pieza de coleccionista. Al menos así lo creyeron dos individuos que robaron en el condado de Palm Beach una máquina electoral llena de las célebres papeletas, cuyo confuso diseño indujo a error a miles de electores en perjuicio del candidato demócrata, Al Gore.Tras hacerse con la máquina, los ladrones la pusieron a la venta en la página de Internet especializada en subastas Ebay. Los dos hombres fueron detenidos después de que un agente de policía enviase un mensaje por correo electrónico a uno de ellos interesándose por la máquina. El agente se citó con los ladrones, que fijaron un precio inicial de 20.000 dólares (unos cuatro millones de pesetas). El policía consiguió rebajar la cifra hasta los 4.000 dólares (unas 800.000 pesetas) antes de detener a los ladrones.

La controversia de las papeletas mariposa ha llegado hasta Helsinki. Allí, el profesor Pertti Makela creyó que el correo le traía un regalo de Navidad de un colega irlandés, pero su sorpresa fue mayúscula cuando al abrir el sobre se encontró con 17 papeletas electorales favorables a Gore, informa Adrián Soto. Todas ellas contienen la lista de los diez candidatos a la presidencia de EE UU y llevan el sello del condado de Palm Beach. Junto a las papeletas hay una carta que certifica el envío como una broma y una tomadura de pelo al sistema electoral de Florida. La carta asegura que los votos son de Gore y pide que las papeletas sean entregadas al Gobierno finlandés. El mensaje termina con un "¡ayúdenos, por favor!"

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_