Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Luchadores de sumo desmontables

La Universidad Jaume I de Castellón acoge un torneo entre robots programados para combatir

Cencerro's team, un luchador de sumo de apenas diez centímetros de altura, con mucha base aunque poca agilidad, se proclamó ayer vencedor del I Concurso de Robots Luchadores de Sumo que se celebró en la Universitat Jaume I (UJI) de Castellón. Cencerro's team acabó con Terminator, un "artilugio" de mayor agilidad aunque menor resistencia que su oponente. Bien es cierto que los seguidores, que los había, del vencedor, superaban en número al luchador que quedó en segundo lugar.Sobre una especie de tatami elevado, los robots, adquiridos a una empresa fabricante de componentes de robótica de EE UU, pelearon de forma autónoma, sin cables ni mandos a distancia. Los alumnos de tercero de Ingeniería Informática de la UJI fueron los encargados de "inyectar" la inteligencia y memoria a estos robots para que respondan a mecanismos de acción-reacción, capaces, además, de adquirir la orden de luchar para vencer en el torneo.

A simple vista, los robots luchadores de sumo son una construcción de piezas desmontables con la suficiente sencillez como para ser copiada por cualquier niño. Sin embargo, en sus entrañas se encuentra todo el poder de la informática que los hace moverse con sensores y pelear como si de moles de 200 kilos se tratara.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de noviembre de 2000