Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Educación relegará los contenidos que pretende el ministerio en la ESO

La reforma de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) anunciada por el Gobierno central ha puesto en pie de guerra a los responsables educativos vascos. "Invasión competencial" es la crítica más suave que ayer realizó el consejero de Educación, Inaxio Oliveri (EA), sobre el proyecto presentado por el ministerio que dirige Pilar del Castillo. Oliveri adelantó que su departamento va a conceder prioridad a los contenidos educativos que por ley puede fijar (un 45%) frente al temario que pretende incluir el ministerio en la Secundaria en materias como la Geografía, Historia, Ciencias de la Naturaleza o Lengua.De momento, el Gobierno vasco se ha quedado sólo en su rechazo frontal a la reforma de la Secundaria y del bachillerato. La Generalitat de Cataluña cree que no se trata de un cambio educativo en toda regla, mientras que las comunidades gobernadas por el partido socialista no han explicitado su oposición. Sin embargo, Oliveri y su viceconsejero, Alfonso Unceta, creen que los socialistas terminarán por "arrepentirse" si no se oponen ahora a esta reforma que, en su opinión, va a ser el principio del fin de la Ley de Ordenación General del Sistema Educativo (LOGSE), puesta en marcha por el PSOE.

MÁS INFORMACIÓN

Doble carga lectiva

Oliveri asegura que el volumen de materias es imposible de impartir con el horario actual

"Ninguna de las asignaturas se queda por debajo del doble de los contenidos que tenía antes. Eso hace que sea muy complicado para los profesores disponer de tiempo suficiente para impartir esos contenidos junto con los que el Departamento de Educación tiene derecho a fijar de acuerdo a sus competencias", aseguró el consejero. Así, anunció que la prioridad la tiene el 45% de los contenidos que puede establecer el Gobierno vasco y luego "si cabe", puntualizó, se impartirá el 55% común. "El ministerio asegura que es posible introducir en su 55% los nuevos temas. Ya lo veremos. Lo que está claro es que el Ejecutivo vasco defenderá las competencias que nos otorga una ley orgánica como es la LOGSE", agregó.Otra de las cuestiones relevantes de la reforma de la ESO se refiere al aumento de horas lectivas en algunas materias. El Gobierno vasco comparte la necesidad de dar más horas de algunas asignaturas, aunque Oliveri recordó que su consejería ya aplicó hace dos años el aumento. El ministerio establece para el primer ciclo de la ESO (13 y 14 años) cuatro horas semanales de Historia, siete de Lengua Castellana, Inglés y lengua propia de la región y cinco de Matemáticas. Frente a esta propuesta, los centros vascos imparten en la actualidad seis horas semanales de Historia, diez de Lengua Castellana, diez de Inglés, diez de Euskera y ocho de Matemáticas.

El consejero dejó caer que la actual reforma supone socavar la LOGSE, una ley que "nunca le gustó al PP". El ministerio proyecta elaborar a medio plazo una ley que cambiará la actual estructura del sistema, al establecer tres itinerarios a partir de los 14 años: el Bachillerato, la Formación Profesional y la iniciación en un trabajo. Es decir, una especie de regreso al modelo anterior a la LOGSE. "Quieren establecer tres categorías de alumnos. Los listos irán al Bachillerato y el resto se las arreglará como pueda. El actual modelo acorta las desigualdades entre los alumnos", destacó el titular de Educación.

Oliveri concluyó que su departamento seguirá trabajando para mejorar la calidad del sistema y, por lo tanto, se mostró abierto a introducir los cambios que sean necesarios, pero siempre basados en "razones objetivas". "Lo que resulta incongruente es reformar una reforma que aún no se ha aplicado en su totalidad y que no ha sido evaluada suficientemente", concluyó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de noviembre de 2000

Más información