ONDAS 2000

Los Ondas se rinden ante los profesionales más innovadores del mundo audiovisual y musical

Los Ondas premiaron en su 47ª edición la creatividad y la innovación en el mundo audiovisual. Los profesionales más imaginativos de la radio, la televisión, el cine y la música recogieron sus estatuillas en una gala, presentada por Iñaki Gabilondo y Gemma Nierga, que se celebró en el Palacio Nacional de Montjuïc de Barcelona y fue emitida por Canal + y la SER. La ceremonia mezcló emoción, como el recuerdo a los actores Jesús Puente y Antonio Ferrandis y al periodista Pedro González, fallecidos recientemente, y entretenimiento, con la actuación de actores de El club de la comedia.

Más información

Las actuaciones musicales de lujo no restaron sencillez a una gala que contó con nombres de primera fila, como Elton John, quien, vestido de rosa estridente, compartió micrófono con Kiki Dee para interpretar Don't go breaking my heart, uno de sus éxitos de los setenta más conocidos. El músico británico recibió un Ondas especial "por su carrera universal", que consideró un honor y agradeció al público español la fidelidad a su música. También intervinieron en la ceremonia Mark Knopfler, Eros Ramazzotti, Los Panchos -galardonados por "su trayectoria en el mundo latino"- y Tamara. Los mexicanos y la joven intérprete cerraron la gala con el bolero Si tú me dices ven.Salpicaron la ceremonia monólogos interpretados por actores de El club de la comedia -programa de Canal + que recibió un Ondas al más innovador en televisión-, alusivos a cada categoría. A Manuel Fuentes le corrrespondió un divertido monólogo sobre la radio, donde retrató las muletillas en el lenguaje que usan los locutores. De los premiados en el apartado de radio, los más irreverentes fueron el dúo Gomaespuma, formado por Guillermo Fesser y Juan Luis Cano, cuyo programa se emite en M-80. Fesser agradeció el Ondas a Jesús Polanco, presidente de PRISA, "porque, como somos una emisora de radio antigua, hemos promocionado mucho a su tía: Paul Anka". Cano dedicó el premio a su "maravilloso equipo", aunque precisó que no se refería al Atlético de Madrid. "En serio, este Ondas no hubiera sido posible sin nuestro equipo, sin cuya colaboración, de verdad, de verdad, tendríamos otro equipo", bromeó.

Un monólogo de Tonino, el reportero despistado de Caiga quien caiga, sobre los misterios que envuelven las teleseries abrió el espacio dedicado a los premios televisivos. Una amplia representación del equipo de 7 vidas (Tele 5) recogió el Ondas a la mejor serie. En su nombre habló Javier Cámara, que dedicó el premio a los actores que han pasado en algún momento por esta comedia de situación.

Jesús Hermida, galardonado por su trayectoria profesional, agradeció el Ondas a sus compañeros de profesión, porque le confirma "que merece la pena dedicarse a esto", y a quienes le han ayudado a lo largo de su carrera. "Quizá se puede producir el milagro de que hoy sea el primer día del resto de mi nueva vida", añadió.

El actor Quique San Francisco dio paso a los premios de cine con un monólogo alusivo. Entre otras perlas de su texto figuraban las dos siguientes: "Ir al cine para olvidarse de las preocupaciones es como ir a los sanfermines cuando a uno le han puesto los cuernos". O bien: "Y qué me dicen de la cara de desolación de los indios de las películas. Imagínense lo que debe ser pasar toda la vida en un cámping".

El cineasta Miguel Albadalejo dedicó su Ondas a la persona que le "enseñó a leer y a escribir": su padre. "Gracias por todo lo que me has enseñado y lo que me has dejado aprender por mi cuenta", le dijo a su progenitor. Javier Batanero recogió dos Ondas: uno propio, al mejor actor por Leo, y otro para el director de esta película, José Luis Borau, premio Cinemanía.

Adriana Ozores, Ondas a la mejor actriz por Plenilunio, mencionó a las tres personas que la ayudaron a preparar el papel: el director de la película, Imanol Uribe -"por haber sabido crear ese buen ambiente de rodaje"-; Miguel Ángel Solá -"por su sabiduría y generosidad"- y Elvira Lindo -"por haber escrito un guión lleno de sensibilidad, que me ha ayudado tantísimo", dijo-. A continuación, Uribe, que recogió el Ondas a la mejor película también por el mismo filme, quiso compartir el premio con todo el equipo, "porque consiguió convertir un rodaje extremadamente duro en una cosa placentera".

La cómica Paz Padilla interpretó el monólogo sobre la música, que puso el acento en letras inexplicables de algunas canciones. Juanito Valderrama dedicó su Ondas a sus "compañeros desaparecidos". Entre los ausentes, Iñaki Gabilondo citó a Camarón de la Isla, de quien aseguró que "mencionar su nombre es como sentir un pellizco en el alma". Joaquín Sabina leyó un soneto escrito para la ocasión y Alejandro Sanz dijo: "Recoger un Ondas es una satisfacción que no me podrán quitar nunca, ni siquiera los piratas".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción