Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Domingo Miras gana el Premio Nacional de Literatura Dramática

premio, dotado con dos millones y medio de pesetas, está concedido por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte

El escritor Domingo Miras ganó ayer el Premio Nacional de Literatura Dramática, por Una familia normal y Gente que prospera. El premio, dotado con dos millones y medio de pesetas, está concedido por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.Nacido en Campo de Criptana (Ciudad Real), en 1934, y licenciado en Derecho, Miras suele elegir épocas históricas de nuestro país como material para sus obras, fundamentalmente de los siglos XVI y XVII, aunque en esta ocasión los textos premiados pertenecen al nuevo teatro realista, lo que supone una ruptura con su estilo habitual. "Aquí busqué la trama adentrándome en los conflictos cotidianos de la actualidad", dice de estas obras, escritas en 1970 y 1971, y que aún no habían sido publicadas hasta 1999.

Miras declaró ayer que la autoría dramática vive un momento bueno: "Hubo un tiempo en que el autor estuvo relativamente postergardo, porque el espectáculo devoraba las ideas, pero cuando vieron que las palabras eran las únicas capaces de transmirtir ideas profundas, el autor ha vuelto a recuperar su papel y nosotros no sólo debemos escribir, sino que tenemos que reivindicar una posisición que, aunque no sea de privilegio, al menos sí equiparable a la de los otros elementos del espectáculo".

Domingo Miras ha recibido la práctica totalidad de los premios teatrales, entre ellos el Tirso de Molina, que ganó en 1980 por Las alumbradas de la Encarnación Benita, y el Lope de Vega, en 1975, por De San Pascual a San Gil.

Libertad

"El tema principal de mis obras se refiere a la gente que está privada de libertad y cuando parece que la van a alcanzar la pierden definitivamente. Utilizo formas teatrales que son una mezcla de realismo y surrealismo, una especie de realismo mágico", señala el autor. Las obras de Miras están divididas, por él mismo, en las de duración normal y corta. Entre las primeras están Egisto, Penélope, Fedra, La venta del ahorcado, La Saturna, De San Pascual a San Gil, Las Brujas de Barahona, Las alumbradas de Encarnación Benita, El Doctor Torralba, La monja Alférez y El Libro de Salomón. Entre las cortas destacan Prólogo a 'El Barón de Moratín', El jarro de plata, La tirana, y Entre Troya y Siracusa.

Miras no sólo escribe teatro, también ha realizado numerosas versiones para la escena de obras de Chéjov, Sófocles, Lope de Vega, Calderón, Esquilo y otros. Desde 1981 pertenece al consejo de redacción de la revista Primer acto, donde ha publicado numerosos artículos especializados.

Las obras premiadas han sido editadas por la Asociación de Autores Teatrales, de la que Miras es vicepresidente. Ambas están incluidas en un volumen en el que también está su obra Aurora, que el pasado año quedó finalista de este mismo premio.

Como finalistas del Premio Nacional de Literatura Dramática quedaron los autores Jesús Campos García, Raúl Hernández Garrido y Alberto Miralles.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de octubre de 2000