Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Respuesta a una acusación falsa

La familia que habita en el piso del Paseo de Ulía que fue atacado la madrugada del sábado con cócteles mólotov y, en respuesta a la acusación que un comunicante anónimo realiza el 9 de octubre en el diario Gara, quiere aclarar lo siguiente:1. Es falso que alguno de los miembros de la famlia tenga significación política alguna, excepto que por esto se entienda el ser demócratas y oponernos al terrorismo que ejerce ETA.

2. Es falso que ninguno de nosotros pertenezca, como explica el anónimo, a los círculos juveniles del PP, ni mucho menos hayamos atacado de ninguna manera a la izquierda abertzale, como añade el comunicado.

3. Somos ciudadanos vascos normales que se movilizan con orgullo y convencidos contra los crímenes de ETA, pues consideramos que nadie merece la muerte por el hecho de defender unas ideas.

Podemos entender de dos maneras diferentes el atentado sufrido: como una equivocación, un error más en la larga lista de errores cometidos por la kale borroka, o como un acierto, en el sentido de que han atacado la vivienda que pretendían. Si estamos ante el primer caso, queremos solidarizarnos con la persona a la que pretendían atemorizar y reiterar que nadie debe ser acosado por defender unas ideas tan legítimas como cualquier otra.

Si nos encontramos ante el segundo caso, cosa que sospechamos, exigimos a los saboteadores que expliquen las verdaderas razones de tal acto, y que no mientan.- Gorka Maneiro Labayen. San Sebastián.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 11 de octubre de 2000