Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un juez condena a Niña Pastori a indemnizar a Paco Ortega

El titular del Juzgado de Primera Instancia número 38 de Madrid ha condenado a la cantante Niña Pastori, a la empresa creada por ella para canalizar sus ingresos, San Fernando Producciones, SL, y a la sociedad que actualmente la representa, Morgan Britos, SL, a indemnizar a su anterior representante, Paco Ortega, con 81,25 millones de pesetas por incumplimiento del contrato que les unía y cuya finalización se fijó para julio de 2002. Niña Pastori, cuyo nombre real es María Rosa García García, firmó el contrato de representación artística con la sociedad de Paco Ortega, Dulcimer Songs, SL, en 1996, concediéndole un poder irrevocable que confirmó al alcanzar la mayoría de edad. Sin embargo, la artista decidió acabar de forma unilateral con esta relación a finales de 1998, alegando supuestos incumplimientos por parte del apoderado, y acordó otro contrato de representación con la sociedad Morgan Britos, SL.

El contrato se formalizó a pesar de que la sociedad fue advertida por Ortega, a través de sus abogados, de que se estaba incumpliendo el pacto de exclusividad y que, por lo tanto, estaba cometiendo competencia desleal. En el texto de la sentencia, el juez señala que la cantante incumplió el contrato con su representante de forma grave, reiterada y persistente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de octubre de 2000