Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los expertos califican de histórica la grabación de 'Merlin', de Albéniz

Plácido Domingo y Carlos Álvarez encabezan el reparto

El director José de Eusebio ha investigado un lustro hasta grabar la ópera Merlin, de Isaac Albéniz, cuyo CD, editado por Decca, se ha presentado esta semana en España. Los expertos y estudiosos han calificado el hecho de histórico y la grabación de extraordinaria. Entre ellos, Alberto Ruiz-Gallardón, sobrino nieto del compositor y presidente de la Comunidad de Madrid, administración que ha impulsado, junto con la discográfica Decca, este proyecto, que ha contado con Plá-cido Domingo y Carlos Álvarez."Esto es como recuperar un gran cuadro de Velázquez que se desconocía, pero lo fundamental es reivindicar una figura mal estudiada; si Merlin se hubiera estrenado en su época la historia de la música española hubiera sido distinta". Así de claro lo tiene el investigador y director José de Eusebio, alma mater y director musical de esta grabación, quien se deshace en elogios hacia esta ópera, a la que considera una grandísima obra musical y una obra maestra.

Peor parado queda el libretista Francis Money-Coutts, un acaudalado mecenas que encargó al compositor catalán una trilogía con tres grandes óperas en inglés basadas en la leyenda del rey Arturo, reservándose para él la responsabilidad del texto, algo por lo que no ha pasado a la historia y que incluso De Eusebio critica abiertamente. De la trilogía, que iba a recibir el nombre de Arturo, sólo Merlin fue completamente terminada y orquestada.

Esta primera grabación mundial cuenta con un reparto en el que, además de Domingo y Álvarez, en los papeles de rey Arturo y Merlín, respectivamente, intervienen Jane Henschel y Ana María Martínez, entre otros cantantes, así como el Coro Nacional de España, el Coro de la Comunidad de Madrid, el Grupo de Música Alfonso X El Sabio y la Orquesta Sinfónica de Madrid, bajo la batuta de José de Eusebio, al que todos consideran el gran impulsor de este proyecto, ya que él siempre mantuvo que la ópera podía ser grabada íntegramente, idea que puso en pie investigando y rastreando allá por donde pudiera encontrar documentación sobre esta obra.

Como precedente a esta grabación se ofreció un concierto sinfónico sobre esta obra en 1998, justo un siglo después de que fuera compuesta. Fue entonces cuando se consideró imprescindible dar a conocer este título, dada su alta calidad musical y su originalidad, como lo demuestra el hecho de que en ella se incluyen cantos gregorianos, algo insólito en ópera.

Ahora, De Eusebio piensa que es fundamental que se lleve a cabo su puesta en escena. En este sentido se han interesado varios teatros de ópera europeos, entre ellos el Covent Garden, ya que la ópera se ha dado a conocer internacionalmente en una presentación, de esta misma grabación, que el mes pasado se hizo en Salzburgo.

Ruiz-Gallardón no ocultó su deseo de que el estreno mundial sea en España y más concretamente en el Teatro Real: "Una ópera tiene un destino y aunque la grabación es todo un logro, no hay nada que pueda sustituir a la ópera sobre un escenario, y más ésta que se anticipó a muchos de los elementos que luego llegaron incorporados en otras afamadas óperas posteriores, desde luego Merlin se mueve en conceptos muy avanzados para su época", señaló Ruiz-Gallardón, quien recordó que este proyecto se ha podido llevar a cabo gracias a que el concierto sinfónico de 1998 fue fundamental: "No podíamos dejar que se pensara que esto era el fruto de una reunión de iluminados y fervorosos de la obra de Albéniz, entre los que se encontraba su sobrino nieto, y tras aquel concierto todos confesaron estar ante una de las grandes revelaciones de la música española; ahora falta que se demande el ciclo final y la veamos en el Teatro Real", señaló Ruiz-Gallardón.

Por su parte, Carlos Álvarez dejó claro que, de llevarse a cabo el montaje, se contara con él, ya que este proyecto parece que ha logrado entusiasmar a todos los implicados en él: "El CD es importante, pero más aún la fuerza y atracción que hemos tenido por este trabajo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de septiembre de 2000