Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las cajas vascas cierran el verano con unas plusvalías de 400.000 millones

Las cajas de ahorros vascas han vivido un verano caliente. Sus carteras industriales le han dado un rendimiento que jamás imaginaron. Llegó el calor y con él el acuerdo de venta de Airtel a la multinacional británica Vodafone a través de un canje de acciones. BBK, con un 4,476%, y Kutxa, con el 4,01% hicieron su julio con unas plusvalías conjuntas de 380.000 millones de pesetas. El fin del estío también trajo plusvalías. La venta de Autopista Vasco Aragonesa (Avasa), concesionaria de la A-68 (Bilbao-Zaragoza), a Iberpistas dejó en la hucha de la BBK (19,14%) y de la Caja Vital (2%) un beneficio de 23.200 millones de pesetas.

La entidad que concentra las mayores ganancias es la Bilbao Bizkaia Kutxa, que contaba con mayores participaciones en ambas sociedades. La caja vizcaína ocupa el tercer lugar en la clasificación de las españolas. Los incrementos en los resultados de las cajas de ahorro redunda directamente en la mejora de la llamada obra social, ya que estas entidades no reparten beneficio. BBK tuvo en 1999 un beneficio neto de 34.569 millones de pesetas y destinó a obra social 6.300. Kutxa logró un beneficio de 21.810 millones y una obra social de 4.300 millones. La Vital alcanzó un beneficio de 5.658 millones y destinó a obra social 1.100. Sin embargo, la obra social no absorberá el grueso de los excedentes que se han generado por plusvalías.La operación de Airtel, que se realizará antes de final de año, les permitirá a BBK y Kutxa entrar en el capital de la multinacional Vodafone, por lo que de momento no ingresarán los multimilonarios beneficios conseguidos. Sin embargo, podrán ir realizando sus desinversiones al ritmo que quieran, en función de sus necesidades de nuevas inversiones. Será entonces cuando tengan que pagar por las ganacias obtenidas a las haciendas forales.

La voluntad de las cajas es realizar inversiones en empresas que estén de alguna forma vinculadas al tejido industrial vasco. De hecho, la BBK ya ha incrementado este año su participación en Iberdrola en 20.000 millonesde pesetas (un 1% de la electrica) y ha comprado acciones del Banco Guipuzcoano por valor de 8.450 millones (un 10% de la entidad). El presidente de Kutxa, Fernando Spagnolo, expresaba ayer en una entrevista en El Diario Vasco su voluntad de acudir a la futura privatización de las empresas gasísticas del grupo EVE (Ente Vasco de Energía).

Firmas estratégicas

La cartera industrial de BBK, incluidas Airtel y Avasa, tiene un valor contable de 106.000 millonesde pesetas e incluye participaciones en Iberdrola, Euskaltel, Europistas, Petronor, CAF, Banco Guipuzcoana, entre otras. En la de la Kutxa, con un valor en libros de 75.000 millones, y con Airtel incluida, están CAF, Euskaltel, Europistas, Ibermática, etc. La de la Vital, la más pequeña, con un valor contable de 9.000 millones, incluye a CAF, Servimática, Europistas o Euskaltel. Las tres cajas vascas sólo coinciden en el capital de empresas que son consideradas etratégicas, como CAF y Euskaltel.BBK y Kutxa han mostrado ya su interés por participar en los proyectos energéticos Bahía Bizkaia Gas y Bahía Bizkaia Electricidad (planta regasificadora y central de gas por ciclo combinado, ambas en el puerto de Bilbao). El exceso de liquidez también lo podrán dirigir a aumentar su proceso de expansión que les ha llevado a aumentar considerablemente su red de oficnas, fundamentalmente en Madrid.

Los mayores beneficiarios de las plusvalías de las tres cajas vascas serán las haciendas forales, que tienen en ellas a sus mejores contribuyentes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 25 de septiembre de 2000

Más información

  • Las operaciones de Airtel y Avasa han beneficiado especialmente a BBK