Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los tres aeropuertos del País Vasco invirtieron en 1999 casi 7.500 millones en obras de mejora

Los tres aeropuertos del País Vasco invirtieron el pasado año casi 7.500 millones de pesetas (45,08 millones de euros) en obras de mejora de sus instalaciones, según el informe de gestión de AENA, el ente encargado de todos los aeródromos españoles. La mayor parte de esta cantidad, casi 7.000 millones, se centra en Sondika, debido a su profunda remodelación con la construcción de una nueva terminal. El informe indica que en los tres aeropuertos, que ocupan casi 800 hectáreas de superficie, trabajan un total de 300 personas, de ellas 132 en Foronda.

Foronda, el segundo

El estudio de AENA (Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea), que aborda la situación general de los 27 aeródromos de España, dedica un amplio apartado a los cambios en Sondika, cuyas obras comenzaron hace cuatro años. "El aeropuerto de Bilbao está inmerso en una mutación radical a tenor de su nueva configuración como eje de las comunicaciones del norte de España y de la cornisa cantábrica", señala el texto.Durante 1999, las inversiones rondaron los 7.000 millones, la mayor parte dedicadas a las obras del nuevo edificio terminal diseñado por el arquitecto Santiago Calatrava y la habilitación de un aparcamiento de 3.000 plazas que tendrá una conexión subterránea con la nueva terminal. Junto a ello, se han dedicado 533 millones a la ampliación de la nueva plataforma de aviones y calles de rodaje, además de otras obras complementarias, como la regeneración superficial de una de las pistas. Otros 322 millones se han destinado a la remodelación y ampliación de la central eléctrica y 125 millones más, para la remodelación de las instalaciones de la actual terminal "que permitirán, una vez efectuado el traslado a la nueva área terminal, aprovecharlas para otro tipo de actividades"

El coste global de la ampliación del aeropuerto vizcaíno se elevará a 34.000 millones, de los que más de 10.000 corresponden al edificio de entrada y salida de pasajeros, una espectacular construcción que recuerda una paloma en vuelo, al estar vestido de hormigón blanco, acero y cristal.

La obra civil concluyó en mayo pasado y la puesta en marcha de la nueva terminal se prevé ahora para octubre, después de sucesivos retrasos. La demora en la mudanza -que se realizará de un día para otro- se debe a la necesaria adecuación de todos los equipos informáticos y especialmente el acomodamiento de las distintas compañías aéreas, que deben realizar pruebas de comprobación de sus equipos.

El aeropuerto de Sondika ocupa actualmente 376 hectáreas de superficie, según el informe de gestión. Dispone de dos pistas, de 2.000 y 2.600 metros respectivamente de largo, y ofrece un total de 1.109 plazas de aparcamiento.

Foronda es el segundo aeródromo vasco que registró más inversiones el pasado año, con 400 millones de pesetas, una cuarta parte de los cuales se dedicaron a mejoras eléctricas. El informe de AENA destaca el "acierto de especialización", acometido hace seis años, del aeropuerto vitoriano en la carga de mercancías. "Así lo corroboran los 15.000 movimientos de aeronaves que transportaron prácticamente 40 millones de kilos, situando este centro en el cuarto puesto de los españoles por tráfico de mercancías".El aeropuerto vitoriano ocupa un área de 315 hectáreas y su única pista se extiende a lo largo de 3.500 metros.

En la instalación de Hondarribia las inversiones en 1999 se quedaron en 79,5 millones, dedicadas a mejoras en la terminal, saneamiento o el vallado del aeropuerto. El informe destaca su condición "transfronteriza con Francia", concretamente a localidades como Hendaya, San Juan de Luz, Biarritz y Bayona, "cuyas poblaciones utilizan estas instalaciones en porcentaje considerable". El estudio de gestión muestra que la superficie de Hondarribia totaliza 97 hectáreas y dispone de una única pista de 1.754 metros.

De las 300 personas que trabajan en los tres aeropuertos, casi la mitad lo hacen de Fonronda (130) , mientras que Sondika dispone de 110 empleados y Hondarribia, de 58. El documento constata que el pasado año acogieron a casi 2.600.000 pasajeros, de los que 2.252.361 pasaron por Sondika. En la instalación guipuzcoana hubo 248.671, mientras que el aeródromo vitoriano totalizó 156.860 usuarios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 14 de agosto de 2000

Más información

  • La mayor parte del presupuesto, cerca de 7.000 millones de pesetas, se destinó a Sondika