Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
REVISTA DE PRENSA

Explosiones vascas

Londres,

(...) No hay justificación para la violencia. Los vascos disfrutan de un grado de autogobierno dentro de España que sería la envidia de la mayoría de las regiones de Europa. (...) Pero es igualmente difícil ver cómo el presidente José María Aznar puede creer todavía que una simple campaña policial terminará con treinta años de terrorismo.Con la violencia en Irlanda del Norte en suspenso, ETA ha reemplazado al IRA como el grupo terrorista más activo de Europa. (...) El Gobierno británico decidió hace varios años que no podía eliminar al IRA sólo militarmente. El Gobierno actual está excarcelando a terroristas convictos, incluso a pesar de no haber logrado la entrega total de las armas. Se corrieron riesgos considerables, pero el acuerdo político está en marcha. Por el contrario, Aznar ha sido inflexible al considerar desde el principio la tregua de ETA entre 1998-1999 como una estratagema para lograr arteramente de Madrid concesiones políticas inaceptables. (...)

Aznar no aceptará ningún proceso de paz que modifique "la unidad indisoluble" recogida en la Constitución española de 1978. Ha hecho todo lo posible para apartar al PNV, dejando claro que le gustaría ver a los nacionalistas excluidos de cualquier nuevo Gobierno vasco. Pero Madrid necesita contar con la opinión vasca moderada en su lucha. (...) Es el pueblo vasco, que en su mayoría se opone a la independencia total, el que debe persuadir a ETA de que la campaña de asesinatos es inútil.

11 de agosto

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 14 de agosto de 2000