Repsol multiplica por cuatro sus beneficios gracias a la subida del petróleo y a la compra de YPF

Repsol YPF ha obtenido en el primer semestre unos beneficios netos de 190.345,5 millones de pesetas (1.144 millones de euros). La cifra es cuatro veces superior a la del mismo periodo de 1999 (284 millones de euros) y se basa en la escalada registrada en el precio del crudo, que la compañía está aprovechando al máximo tras la adquisición, en 1999, de la compañía argentina YPF. Ésta se dedica sobre todo a la extracción de crudo. Repsol especificó que la subida de los beneficios no tiene nada que ver con la venta de gasolina, actividad en la que, afirma, siguen cayendo los márgenes.

Más información
FOTO SIN TITULO

Si los precios del petróleo se mantuvieran altos durante los próximos meses, lo que no es impensable, Repsol YPF podría superar a fin de año los 300.000 millones de pesetas de beneficio e incluso colocarse en el puesto número uno de la clasificación de empresas españolas por nivel de ganancias. Desbancaría así del primer puesto a Telefónica (302.903 millones de beneficios el pasado año) y se situaría muy por encima de los grandes bancos como el BBVA (290.481 millones de beneficios el pasado ejercicio), el BSCH (262.076 millones) o la eléctrica Endesa (212.653 millones).La compañía atribuyó la ganancia obtenida en la primera mitad del año, superior en un 303% a la del primer semestre del año anterior, a la evolución del precio del crudo y a la buena marcha de sus actividades en el exterior, de donde provienen ya un 60,7% de los resultados que obtiene. Sólo YPF, la compañía argentina que adquirió en junio de 1999, ha contribuido con 752 millones de euros (125.122 millones de pesetas) a los resultados del grupo. Es decir, la joya adquirida hace un año ha aportado el 65,7% de los beneficios registrados.

Con una inversión en los últimos seis meses de 379.193 millones de pesetas, 2,27 billones de recursos propios y una deuda financiera de 3,27 billones, Repsol YPF mejoró sus resultados prácticamente en todas sus áreas de actividad. Con una excepción, la venta de combustible en las gasolineras, actividad en la que, según explicó ayer en un comunicado, continúan disminuyendo los márgenes de negocio. Según la compañía que preside Alfonso Cortina, Repsol no ha trasladado toda la subida derivada de la materia prima a las gasolinas ni en España ni en Argentina.

Excepto en el negocio de comercialización de productos petrolíferos, en el resto de las actividades todo fue viento en popa. Destacó el área de exploración y producción, cuyo beneficio operativo se multiplicó por 24,5 (un 2.362,4%), hasta los 313.970 millones de pesetas (1.887 millones de euros). La apreciación del dólar frente al euro también contribuyó a la mejora, así como los 301 millones de euros (50.082 millones de pesetas) en concepto de plusvalías obtenidas por la venta de activos en el Mar del Norte.

La compañía remató su buena marcha bursátil con una subida, ayer, del 1,28%. Cerró a 21,44 euros (3.567 pesetas).

Por otra parte, el barril de crudo tipo brent consolidó ayer el nivel de los 30 dólares que ya había superado en la jornada anterior.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS