La nueva carretera Cabanes-Oropesa impacta más, alerta el GECEN

Mejor alternativa

La modificación de la carretera en construcción entre Cabanes y Oropesa propuesta por la Consejería de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes (COPUT) para evitar el tramo que invade el paraje natural del Desert de les Palmes, paralizado por un juez a raíz de una denuncia, provocará un mayor impacto en el barranco del Miravet, según alertó ayer el Grupo para el Estudio y Conservación de los Espacios Naturales (GECEN). La asociación ecologista, "tras revisar los documetnos distribuidos por la COPUT relativos a la alternativa", han decidio rechazar la modificación y mostrar su oposición frontal al nuevo trazado, que al parecer consiste en alejar la nueva carretera entre 500 y 800 metros del espacio protegido.Argumentan que el mayor impacto viene dado, además de por afectar igulamente al conjunto de 70 cuevas de la zona, en la que habitan cinco especies de invertebrados cavernícolas únicos en el mundo, porque el nuevo trazado irá a mitad de la ladera del valle. El impacto acústico será mayor, dicen, y habrá que construir unos taludes y terraplenes mucho más grandes, "con una generación de procesos erosivos importante y una preocupante desestabilización geotécnica del terreno". De esta forma, se "aumentará de manera muy grave el impacto visual y paisajístico".

Creen los ecologistas que el Consell intenta evitar someter a declaración de impacto el nuevo trazado (añaden que la antigua declaración no corresponde al trazado que se construye).

Por su parte, la Coordinadora dels Pobles prefiere esperar no sólo a conocer el proyecto alternativo sino el que considera "pertinente" estudio de impacto ambiental. Al contrario que la Colla Ecologista, que en boca de uno de sus miembros, Josep Antoni Casany, ha dado el conflicto por solucionado, la Coordinadora mantiene un "absoluto escepticismo" sobre la nueva opción. Por ello mantendrá su campaña contra este proyecto y apunta que, en cualquier caso, supondrá un encarecimiento del mismo por no haber elegido, desde el principio, la opción norte que es, a su entender, la que provocaría un menor impacto.

Igual opina el GECEN, para quien alejar medio kilómetro al norte la vía rápida proyectada (una "improvisación de urgencia") no soluciona el problema. Y sigue apostando, como "la solución más barata y con un menor impacto", por el trazado norte.Mientras, los grupos de la oposición calficaron ayer de "positivo" la decisión del Consell de estudiar una alternativa. No obstante, subrayaron que este cambio de actitud surge después de que la "sociedad" se haya movilizado, y manifestaron su deseo de que el anuncio "no se quede en un golpe publicitario". EU incluso sigue discutiendo "la utilidad y el interés" de la carretera y duda de una consejería que afirmó que la obra no afectaría al Desert y luego se demostró que invadía el paraje.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 03 de agosto de 2000.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50