Reportaje:VERANO SOLIDARIO

Por amor al arte

Yolanda Núñez organiza una exposición artística para recaudar fondos para Amnistía Internacional

En 1997, la sección de Córdoba de Amnistía Internacional (AI) organizó con gran éxito una muestra de arte para recaudar fondos. Este otoño repetirán la experiencia y para ello cuentan con la colaboración de Yolanda Núñez, quien desde primeros de julio prepara la segunda edición.Con iniciativas de este tipo Amnistía Internacional persigue tanto el fin propagandístico como el recaudatorio, aunque al no ser una organización de ayuda al desarrollo funcionan con menos fondos. Por ejemplo, el presupuesto de la sección cordobesa de AI es de sólo 200.000 pesetas.

Yolanda Núñez, empresaria, funcionaria en excedencia y madre de dos hijos de 22 y 17 años, dedica sus vacaciones a montar una muestra para la que está contactando con artistas, preparando la sala, el catálogo y cuidando todos aquellos detalles necesarios para que se repitan los buenos resultados. "Comenzamos a primeros de julio elaborando la lista de autores que podrían encajar en la exposición, teniendo también en cuenta a los que participaron en la otra", explica.

"El objetivo es que la obra sea asequible. Se va a poner un tope de dinero para que se recaude mucho". La muestra artística tendrá lugar a primeros de octubre en la sala del instituto Luis de Góngora.

A Yolanda siempre le interesó el mundo del arte y fue por él por el que comenzó a colaborar con AI hace tres años y ahora le han vuelto a solicitar su participación. Ella se siente a gusto en este grupo, "porque la gente que conozco en AI me merece muchísima confianza, porque no frivolizan el tema y son muy íntegros en sus planteamientos de vida". Curiosamente, Yolanda no pertenece a esta organización. "Mantengo una vinculación no directa con AI", dice, aunque está disponible para lo que le pidan.

En la anterior exposición fueron 22 los artistas residentes en Córdoba que participaron. Este año quieren doblar esta cantidad, así como incrementar el número de obras de pequeño formato. Cada pintor y escultor recibe, si lo desea, un porcentaje de la obra vendida, "para así dignificar el trabajo del artista", explica.

Aunque las obras expuestas tendrán una temática diversa, en estas muestras se consigue también sensibilizar a un número importante de asistentes que acaban siendo socios de AI porque "una exposición es un muy buen escaparate ante la sociedad".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Por todo esto, Yolanda Núñez dedica el verano, en colaboración con otros miembros de AI, a perfilar y a ajustar todos los detalles para tener tanta repercusión como la exposición del 97. Entonces se recaudaron 400.000 pesetas. "Nosotros nos quedamos con un remanente y el resto se mandó a Madrid", explica María Jesús Monedero, coordinadora de la sección de Córdoba de AI.

"El dinero que sacamos es bueno, por poco que sea", asegura Yolanda. Con éste se ayuda a la financiación de las diferentes campañas que AI mantiene: en la actualidad, una de abolición de la pena de muerte, consistente en el envío de postales al primer ministro de Marruecos y a los presidentes de Perú y la India.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS