Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Port Aventura niega la acusación de boicotear a Terra Mítica

Críticas de PSOE e IU

Los responsables del parque temático de Universal Studios Port Aventura negaron ayer, de forma tajante, cualquier relación con la protesta protagonizada por un grupo de clientes de Terra Mítica el pasado lunes, cuando cerca de 250 personas -150 según la dirección de Terra Mítica- exigieron la devolución del dinero ante la inactividad de algunas atracciones y la carencia de ciertos productos en los restaurantes del complejo. Terra Mítica, por su parte, reiteró las acusaciones de que la revuelta fue provocada por unos "agitadores", y anunció que continuará la investigación sobre la "filiación" de estas personas, después de que el lunes el director del parque, Miguel Navarro, asegurara que 20 trabajadores de una "conocida instalación catalana" habían realizado una acción "acordada y coordinada" para ensombrecer la inauguración del parque.En un comunicado, el parque de Vila-seca y Salou (Tarragona) afirma lamentar "profundamente" los hechos acaecidos en el parque alicantino y, tras negar cualquier vinculación con los hechos, recuerda que la única preocupación de Port Aventura es ofrecer a sus clientes un producto de máxima calidad. El responsable de comunicación de Port Aventura, Josep María Brugués, explicó el lunes que no entraría a valorar la situación creada en un parque ajeno. Brugués dijo que ese día tuvieron una afluencia de visitantes muy positiva, de 21.000 personas, por lo que la apertura de Terra Mítica no supuso perjuicio alguno.

Port Aventura se felicitó de la existencia de diferentes instalaciones que procuren "ocio de calidad" y aseguró que el objetivo es que España se configure como uno de los centros europeos de complejos de diversión.

En el mismo sentido, Terra Mítica manifestó que con la actitud de estos "exaltados" se perjudica la imagen de un sector llamado a ser referencia turística europea.

En el terreno político, la oposición al Gobierno regional, PSPV-PSOE e IU, acusaron al PP de protagonizar el "disparate más absurdo" al aludir a un boicoteo contra el parque, y por culpar de los hechos a "intereses catalanes". El portavoz socialista en las Cortes valencianas, Andrés Perelló, tildó de normales las "deficiencias" del complejo de ocio el día de su inauguración, pero subrayó que en este caso "están incrementadas por la precipitación con la que se ha actuado". No obstante, justificó la premura "desde el punto de vista de los intereses empresariales por la rentabilidad del periodo estival". Perelló acusó a los populares de regresar a "argumentos predemocráticos" para defender el parque y pidió al presidente regional, Eduardo Zaplana, que pida excusas. El portavoz de IU, Juan Antonio Oltra, señaló que todo lo ocurrido en Terra Mítica es un ejemplo de "improvisación y precipitación" y lo puso como ejemplo "de cómo no se deben hacer las cosas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de agosto de 2000