Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA OFENSIVA DE ETA

El PNV asegura que no piensa cambiar de política pese al recrudecimiento del terrorismo

El recrudecimiento de la ofensiva terrorista (12 atentados en menos de dos meses, incluyendo tres asesinatos) no va a alterar la política del PNV, que piensa seguir explorando "vías de diálogo, relación y negociación política" con la izquierda abertzale. El portavoz del PNV, Joseba Egibar, que no especificó si incluía a ETA en esa intención, dejó claro ayer que su formación mantendrá su línea, aunque dejará en el congelador foros como el pacto de Lizarra o la asamblea de electos Udalbiltza mientras ETA no deje las armas. Egibar y su jefe de filas, Xabier Arzalluz, replicaron al presidente del Gobierno, José María Aznar, que son el PP y su Ejecutivo quienes deben cambiar. El PNV amenazó a Aznar con presentar una querella si el Gobierno continúa sugiriendo que tiene un pacto con ETA que le convierte en "cómplice" del terrorismo.

El PNV celebró ayer en Mutriku (Guipúzcoa) sus 105 años de historia con una misa y un acto político en el que Arzalluz dio evidentes muestras de respaldo a Egibar, figura clave del acercamiento peneuvista a la izquierda abertzale.La existencia de un conflicto de naturaleza política en Euskadi, según recalcó el portavoz del PNV, exige para su solución medidas también políticas. De ahí su crítica al PP por negar ese carácter. "Todas sus estrategias", dijo en referencia al Gobierno central, "son estrictamente policiales. Al existir vacío político lo policial se convierte en político y, por lo tanto, Aznar está administrando un fracaso".

Egibar reclamó responsabilidades tanto al presidente del Gobierno como al ministro del Interior, Jaime Mayor Oreja, por el recrudecimiento de la actividad terrorista. "Si tenían tanta certeza de que cuando ETA estaba en tregua se estaba reorganizando, usted como ministro, ¿a qué ha estado, por qué pretende endosar toda suerte de males al PNV?", le preguntó al segundo. Arzalluz llamó a los suyos a un cierre de filas: "Poneos el chubasquero y preparaos para lo que caiga, porque Aznar se irá y nosotros seguiremos".

El PNV está dispuesto a ir a los tribunales si Aznar sigue relacionando a ese partido con los violentos. "Si [Aznar] está acusando de colaboración con la violencia al PNV, habría que estudiar el tema para que este señor demuestre lo que tenga que demostrar en los tribunales", apostilló Egibar. El día anterior, Aznar se había referido a las "víctimas que está causando" el "pacto de ignominia de Lizarra" -entre PNV, EA y EH-.

Arzalluz retomó el discurso de que ETA y el PP coinciden en su objetivo de querer destruir al PNV. Alabó las declaraciones en ese sentido hechas el jueves por el presidente catalán, Jordi Pujol, pero fue mucho más contundente. El presidente peneuvista dijo que "ETA y el PP se necesitan" y para explicarlo echó mano de las analogías: comparó a Aznar con "Santiago en su caballo blanco matando moros" y dijo que "Santiago Matamoros necesita moros, porque si no no tiene a quién matar, como los moros necesitan tener infieles a los que combatir". Y agregó: "Como nosotros no vamos ni por un camino ni por otro, estorbamos y lo que quieren es destruirnos".

El dirigente nacionalista advirtió al PP de que no le va a salir rentable repetir con el lehendakari, Juan José Ibarretxe, la estrategia del "váyase" que aplicaron con el ex presidente Felipe González. "Es una demostración de su propia inocencia", apuntó Arzalluz, "porque quieren echarle y no pueden. Al lehendakari se le echa con votos de los suyos o del que sea".

En su lista de acusaciones a Aznar, le tildó también de "mendigo en Europa", porque dirige el Ejecutivo del país que, proporcionalmente, más fondos europeos recibe.

Dos preguntas a Zapatero

También para el PSOE y su flamante secretario general, José Luis Rodríguez Zapatero, tuvo ayer Arzalluz un recuerdo. Requirió al líder socialista si avala la tesis del Gobierno de que "sólo hay una vía policial contra ETA, que no hay problema vasco y que aquí lo único que hay es badidaje y falta de libertad, y que eso se soluciona con tricornio". Además, instó al líder del PSOE a presentar una propuesta de paz socialista para el País Vasco. El día que Zapatero responda a ambas cuestiones, señaló Arzalluz, "sabremos si podemos hacer algo con su partido o no".[La presidenta de EA, Begoña Errazti, dijo ayer que Aznar "amenazó a todos los ciudadanos vascos" cuando dijo que ETA y su entorno tendrán pronto "motivos para estar preocupados". Errazti va a pedir una reunión urgente de la comisión permanente del Pacto de Lizarra para debatir al respecto. El ministro portavoz del Gobierno, Pío Cabanillas, afirmó ayer en Tele 5 que lo que quiso decir el presidente es que "con los instrumentos del Estado de Derecho habrá alguna alegría en la lucha contra el terrorismo". Cabanillas negó que Aznar estuviera lanzando una amenaza contra todos los vascos, ya que se refería sólo al mundo de ETA y a quien apoya su lucha armada].

El ex gobernador y el montañero

Xabier Arzalluz recordó en el mismo fragmento de su discurso político a dos vascos fallecidos en los últimos días: el ex gobernador Juan María Jáuregui, asesinado por ETA el sábado, y el montañero Félix Iñurrategi, fallecido en un accidente el viernes en el Himalaya.Del socialista Jáuregui dijo que era "un vasco, euskaldún, demócrata y antifranquista" asesinado por "el delito de haber sido gobernador civil de Guipúzcoa". "Con estas palabras no quiero decir", puntualizó Arzalluz, que "al que no es vasco o no sepa euskera se le puede matar". Y añadió que dentro de la estrategia de ETA no se entiende el asesinato de Jáuregui, "un hombre que apretó los machos al general [Enrique Rodríguez] Galindo [condenado por los asesinatos de los presuntos etarras José Antonio Lasa y José Ignacio Zabala] y que todos sabemos quién es".

Tras esta mención y sin transición se refirió a Félix Iñurrategi, fallecido en el Himalaya al caer por un desnivel de 400 metros tras conquistar con su hermano Alberto el Gasherbrum II, su duodécimo ochomil. Para Arzalluz este montañero es "un ejemplo para nuestra juventud". "Tanto que se habla de una juventud dedicada a la droga y no sé que cosas, la verdad es que tenemos una juventud fantástica", añadió.

"Allí está su cuerpo entre aquellas montañas que quiso. Sus escritos y fotografías serán un ejemplo para muchos vascos", concluyó el presidente peneuvista. Para ambos pidió un homenaje. Sus palabras fueron aplaudidas por algo más de un centenar de personas que le escuchaban.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de agosto de 2000

Más información