Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA SITUACIÓN EN EL PAÍS VASCO

Abucheos y gritos de apoyo para el regidor de Getxo en una manifestación

Tensión y crispación. En este ambiente se desarrolló ayer en Getxo la concentración en protesta por el atentado con un coche-bomba frente a la casa de la senadora del PP Pilar Aresti, perpetrado el lunes pasado. Antes de la manifestación silenciosa fueron coreados lemas a favor y en contra del alcalde del municipio, el peneuvista Iñaki Zarraoa.Los manifestantes contrarios a la presencia de Zarraoa gritaron pidiendo su dimisión y acusándole de "cómplice" con los atentados, mientras que los militantes nacionalistas congregados le arroparon con frases de ánimo. Al acto acudieron responsables públicos y políticos de los partidos vascos nacionalistas y no nacionalistas, entre ellos Juan María Atutxa, Iñaki Azkuna (PNV), Gorka Knorr (EA), Pilar Aresti, Marisa Arrue y Enrique Villar (PP). Ambos grupos se colocaron en lugares diferentes. Por la mañana, la junta de portavoces del Ayuntamiento de Getxo había aprobado un documento de condena con el apoyo de los grupos municipales, salvo EH.

En Abadiño, la concentración de protesta por el atentado contra el edil Agustín Ramos se desarrolló sin incidentes y con la ausencia del concejal. Asistió la vicelehendakari Idoia Zenarruzabeitia junto a varios concejales del PP.

Por su parte, Leopoldo Barreda, portavoz del PP en Euskadi, volvió a recriminar el mantenimiento de pactos entre el partido de Arzalluz y HB y pidió al PNV que anteponga su "condición de demócrata a la de nacionalista" para que prevalezca "la unidad" frente al terrorismo. "Creemos en la sinceridad de las condenas, pero falta un giro de fondo, coherente y decidido del PNV", agregó. La ejecutiva vizcaína de ese partido hizo público un comunicado en el que señala que resulta "absolutamente inviable cualquier colaboración política o social conjunta con quienes no se posicionen inequívocamente en contra del uso de la violencia".

Por otra parte, un artefacto explosivo destruyó anoche un cajero automático situado en la calle Juntas Generales del barrio vitoriano de Lakua. La explosión no causó heridos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de julio de 2000