Concentración contra el asesinato de un marroquí

Aumento de agresiones

La Asociación de Trabajadores Inmigrantes Marroquíes de España (ATIME) celebrará hoy por la mañana una concentración en Sant Andreu de la Barca (Baix Llobregat) en protesta por el asesinato del ciudadano marroquí Omar Amhandi, a consecuencia de una brutal paliza con palos y bates de béisbol, presuntamente propinada por dos jóvenes de 18 años: Fernando José Rodríguez González y Jordi Peláez Flores. El acto de protesta, que tendrá lugar en el parque de Pedemonte, el mismo sitio en que la víctima fue agredida el pasado 11 de julio, se celebrará pese a que el colectivo marroquí de la localidad había decidido posponerlo para evitar incidentes y malestar entre la población de Sant Andreu.Tanto el Ayuntamiento como el imam de la localidad habían desaconsejado la celebración de cualquier acto de protesta. "No pretendemos desafiar a ninguna autoridad sino ejercer nuestro derecho a tener una concentración pacífica para denunciar este tipo de actos racistas", explicó Mustafa el M'Rabet, portavoz español de ATIME. M'Rabet se mostró sorprendido por la importancia que se le ha dado al asunto de la convocatoria "cuando la verdadera protagonista es la muerte". Ante las declaraciones del imam de la comunidad musulmana de Sant Andreu de la Barca acerca de que la manifestación podría suponer un riesgo para el colectivo, el portavoz de ATIME señaló que los argumentos no le parecían lo suficientemente sólidos y que respetan su opinión aunque rechazan su injerencia en este asunto. "La sociedad civil no puede claudicar antre tres skins", afirmaron.

El portavoz de ATIME señaló que los ataques racistas contra ciudadanos marroquíes "están dejando de ser hechos aislados y el aumento de agresiones es preocupante".Los hechos de Sant Andreu de la Barca ocurrieron en la noche del pasado 11 de julio, cuando Fernando José Rodríguez González y Jordi Peláez Flores coincidieron con un grupo de ciudadanos marroquíes en los jardines Pedemonte. Los dos grupos se enzarzaron en una discusión que fue subiendo de tono y derivó en insultos mutuos. Los dos jóvenes españoles abandonaron el lugar y regresaron al cabo de unos minutos con un bate de béisbol y un palo de madera, y golpearon a Omar A., el ciudadano de origen marroquí que más se había enfrentado a ellos.

Tras la brutal agresión, el ciudadano marroquí fue trasladado a en estado muy grave al hospital de Bellvitge, donde, tras permanecer unos días en coma, falleció.

Jordi Peláez, uno de los presuntos agresores, ya había sido detenido por la Guardia Urbana de Sant Andreu de la Barca en diversas ocasiones. La comunidad marroquí y el alcalde de la localidad, Enric Llorca, recordaron que el joven ha protagonizado cuatro peleas con inmigrantes en las últimas semanas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS