El Tribunal Superior revoca la decisión de la Delegación del Gobierno de prohibir una manifestación ecologista

La agrupación Ecologistas en Acción ha ganado el recurso que presentó en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) contra la resolución de la Delegación del Gobierno de prohibir una concentración frente al palacio de la Moncloa. La concentración estaba prevista para hoy, sábado 22 de julio, como protesta contra la construcción de un cementerio nuclear en Trillo (Guadalajara).La Delegación del Gobierno prohibió la convocatoria por considerar que la solicitud se había presentado fuera del plazo de 10 días de antelación marcado por la ley. El TSJM ha determinado que es cierto que el correo llegó el día 14 (la manifestación estaba prevista para hoy, día 22), pero que el sello del correo administrativo era del día 12, por lo que revoca la decisión de la Delegación del Gobierno.

A pesar de la victoria en los tribunales, los miembros de Ecologistas en Acción no están del todo satisfechos. El juez ha determinado que, "por no encontrar mala fe en ambas partes", la delegación no tendrá que pagar las costas procesales del juicio.

José Luis García, portavoz de Ecologistas en Acción, se lamentaba ayer: "Ya no es sólo las 50.000 pesetas que hemos tenido que pagar al procurador y lo que nos cobrará el abogado; es que los compañeros de Guadalajara han tenido que suspender los autobuses que habían contratado para venir a Madrid".

La concentración se realizará finalmente el próximo sábado día 29, aunque esta vez tanto los miembros de Ecologistas en Acción como la coordinadora de Vecinos Anticementerio Nuclear de Trillo la harán frente al Ministerio de Economía. José Luis García declaró: "Llevamos 25 años haciendo concentraciones y es la primera vez que nos la quieren impedir por un trámite administrativo tan estúpido". El portavoz de Ecologistas en Acción cree que el culpable es "el nuevo delegado del Gobierno, Francisco Javier Ansuátegui, que pretende limitar la libertad de expresión". José Luis García también comentó: "Los propios policías, ya cansados de tanta dureza por parte de la delegación, fueron los que nos pidieron que denunciáramos la sentencia".

El delegado del Gobierno, Francisco Javier Ansuátegui, declaró en su toma de posesión que intentaría limitar el número de manifestaciones que se realizan en Madrid, ya que las consideró "excesivas". Desde su nombramiento ha tenido problemas por este intento de frenar las concentraciones, especialmente con los vecinos de Santa Eugenia.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS