Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Putin visita hoy Corea del Norte

Vladímir Putin llega hoy a Pyongyang, en lo que constituye la primera visita realizada por un líder ruso a Corea del Norte, aliada estratégica del Kremlin en tiempos soviéticos. El inusitado viaje constituye un giro en la política exterior de la nueva Rusia, que bajo Yeltsin había apostado por impulsar el acercamiento con Seúl y marginarse de los asuntos de Pyongyang.Putin ahora desea mantener "relaciones amistosas equilibradas" con ambas Coreas y estar en una posición privilegiada cuando se produzca la apertura del régimen comunista del norte. Uno de los objetivos del presidente ruso es convencer a su homólogo Kim Jong Il de que se abra al exterior para poder superar el estancamiento económico.

A la vista de los planes de EE UU de desplegar un escudo nuclear para protegerse de las amenazas que puedan venir de Pyongyang, el viaje del presidente ruso adquiere una connotación adicional. Putin, con su visita, está diciendo que no cree que Corea del Norte sea un "país delincuente" ni que pueda constituir un peligro para la seguridad de EE UU.

La cumbre ruso-norcoreana pretende también dar un nuevo impulso a las relaciones económicas bilaterales, que disminuyeron drásticamente después de la desintegración de la URSS. En los años ochenta, Moscú absorbía entre la cuarta parte y la mitad del comercio exterior norcoreano, y ahora, entre el 4% y el 6%. Las principales exportaciones rusas a Corea del Norte son maquinaria, equipos, repuestos, derivados del petróleo, carbón, madera y productos de mar. Pyongyang exporta a Rusia, ante todo, mano de obra y reexporta productos japoneses y chinos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 19 de julio de 2000