Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fuego arrasó 32.900 hectáreas en los seis primeros meses de este año, un 11% menos que en 1999

La superficie forestal española afectada por los incendios durante los primeros seis meses de 2000 fue de 32.996 hectáreas, lo que ha supuesto una disminución del 11,6% respecto a 1999, en que las hectáreas dañadas por el fuego fueron 37.351. Así lo asegura el Ministerio de Medio Ambiente en un comunicado hecho público este fin de semana, según el cual España sigue siendo el país mediterráneo con menor superficie quemada por el fuego (un 0,26%) frente a Portugal, Francia, Italia y Grecia. La mayoría de los incendios registrados este año afectaron a la región noroeste de la Península, como Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco, León y Zamora.

Según el Ministerio de Medio Ambiente, "el liderazgo de España en la lucha contra el fuego" se debe "fundamentalmente a la aplicación de nuevas tecnologías para la prevención y la extinción de los incendios forestales, así como al desarrollo de cursos de formación de especialistas, técnicas de investigación, selvicultura e infraestructuras preventivas".

A pesar de estos logros, los datos en su poder también señalan un aumento de los conatos (incendios inferiores o iguales a una hectárea) y de los incendios de áreas iguales o superiores a una hectárea. Este año ya se han producido 6.103 conatos (un 28% más), frente a los 4.751 correspondientes a las mismas fechas del año pasado lo que "revela que la mayoría de los fuegos, un 70% del total, consigue controlarse y apagarse cuando los daños son muy pequeños", explica el documento. En esta línea, el "ligero aumento" de los incendios superiores a una una hectárea -3.819 casos frente a los 3.786 de 1999- prueba que estos se pueden controlar "con una actuación de extinción inmediata".

El Gobierno dice que invertirá en la actual campaña de lucha contra el fuego 5.800 millones de pesetas, 300 millones más que en 1999. El Ministerio subraya la necesidad de seguir investigando sobre las causas de los incendios ya que los resultados obtenidos hasta ahora en este campo han sido la clave, según sus responsables, del descenso logrado en los fuegos por causa desconocida del 40% de comienzos de los noventa hasta el 17% actual.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de julio de 2000