Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Autores de distintas generaciones destacan el auge de la poesía y dudan de las "etiquetas" de las corrientes

Discrepancias

,La poesía española actual vive un momento "inmejorable", a pesar de polémicas y otras "pendencias" que diferentes sectores intentan adosarle al género. Ésta ha sido la reflexión en voz alta realizada ayer por autores como Luis García Montero, Francisco Brines e Ignacio Elguero dentro del curso Poesía española actual: diálogo entre generaciones, que celebra la Universidad Rey Juan Carlos en Aguadulce (Almería). Los poetas coincidieron en destacar la "facilidad" para publicar que existe en España y el "gran nivel" de la mayoría de las obras editadas.

"La noticia es que la poesía española está bastante bien. Se han publicado libros de mucho nivel y, si se compara con el entorno, goza de muy buena salud por las editoriales que hay, por el eco que tienen algunos libros y por los lectores de poesía", afirmó Luis García Montero.

Aunque admitió que este tipo de literatura no es de masas, como otros géneros, García Montero enfatizó: "Son lectores que saben apreciar un poema sin rebajas. Y se ha conseguido que ese núcleo sea cada vez más amplio".

Sobre las distintas corrientes del género y su evolución, los autores coincidieron igualmente en desechar compartimentos estancos dentro de la poesía. "La poesía de la diferencia creo que es la experiencia pobre hecha por poetas que en general han tenido poco éxito. Muchas veces son reacciones ante una poesía que ha requerido el favor del público. Pero las etiquetas sirven de poco y la obra se tiene que valer por sí misma", apuntó Brines. En esa línea insistió también Álvaro García, director del curso, que rechazó de plano el término experiencia "desde el momento en que el poema no es sólo la vida de un individuo sino algo que trasciende, una realidad nueva. No hay experiencia y diferencia sino experiencias diferentes".

En este mismo sentido, Ignacio Elguero señaló el compromiso con la realidad del tiempo presente que, a su juicio, debe practicarse en poesía. "El gran defecto de toda esta polémica es que la poesía debe ser reflejo de la época que te ha tocado vivir. Luego están los pilares universales de la poesía: la vida, la existencia, la reflexión, la muerte, el erotismo... pero eso es de cualquier época", añadió.

Los poetas comentaron el "artificio de pelea" entre autores que se transmite al público en general por corrientes determinadas que se muestran en "contra" del tipo de poesía que gusta. "La polémica es artificial porque una corriente como la de la diferencia surge como contrapeso a un tipo de poesía que está pegando, y esto parece ser que molesta. Pero cuando un libro es bueno, es bueno", concluyó Elguero.

Los autores alabaron el nivel del alumnado asistente al curso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de julio de 2000