Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gran expectación ante el nuevo 'Harry Potter', que sale esta noche a la venta

En España se publicará en 2001

Harry Potter vuelve a partir de esta medianoche a las librerías del mundo anglohablante como un torbellino: 5,3 millones de ejemplares de su nueva aventura. El cuarto libro de la serie sobre el adolescente con poderes mágicos creado por la escocesa Joanne Kathleen Rowling tiene desde hace semanas trepidando de ansiedad a millones de niños en el Reino Unido, Estados Unidos, Canadá y Australia. Las peticiones de ejemplares a Amazon.com superan las 300.000 unidades. En España está prevista su publicación en la primavera de 2001.

Identificación

Harry Potter and the goblet of fire (Harry Potter y la copa de fuego) aparecerá en las librerías mañana, pero el ansia desbocada por ponerle los ojos encima que padecen lectores de todo el mundo ha hecho que el sábado deba entenderse estrictamente. A las cero horas -es decir, en la próxima medianoche-, miles de librerías van a abrir para atender la demanda de jóvenes lectores que no pueden esperar un segundo más las nuevas aventuras de su héroe. La madrugada del sábado va a ver muchas luces encendidas, con ávidos lectores sumidos en las 752 páginas de la nueva entrega de Harry.El contenido del libro es un misterio, y hasta hace unos días también lo era el título de la novela, precedida por Harry Potter y la piedra filosofal, el primer tomo de la serie; Harry Potter y la cámara secreta, el segundo, y Harry Potter y el prisionero de Azkabán, que han vendido en todo el mundo 35 millones de ejemplares, traducidos a una treintena larga de lenguas.

La publicación en España, por parte de Emecé, de esta cuarta entrega está prevista para primeros de marzo de 2001. Del primero se han vendido 100.000 ejemplares y está en la decimotercera edición; del segundo, 75.000 ejemplares y ocho ediciones; del tercero, 50.000 ejemplares y cinco ediciones.

Los tres libros llevan 80, 55 y 41 semanas, respectivamente, en la lista de los más vendidos de The New York Times. Harry Potter crece un año en cada libro y ahora llega convertido en un adolescente de 14 años que por primera vez tiene interés en las chicas, según J. K. Rowling, que además de ese detalle sólo ha revelado que en este libro morirá un personaje. El resto es un secreto guardado sin ahorrar medios: el manuscrito sólo lo veían cuatro personas en la editorial británica Bloomsbury y los libreros se tuvieron que comprometer a no abrir un ejemplar hasta el día 8 de julio. Para evitar fugas en el proceso de traducción, el nuevo tomo de Harry Potter no aparecerá en el resto de Europa hasta dentro de unos meses.

Harry Potter es un niño con poderes mágicos que cada año va al colegio a un internado de Inglaterra para magos. Los poderes los recibió accidentalmente, cuando era pequeño, de lord Voldemont, que se quiere apoderar del mundo y dejó a Harry huérfano y con la marca de un rayo en la frente. La serie, que tendrá siete tomos, gira en torno a los trabajos de Harry y sus amigos en un mundo hostil poblado por insufribles muggles (el resto de los aburridos mortales, sin poderes mágicos) y siempre con la amenaza de Voldemont.

"La expectación supera todo lo imaginado", dice Michael Jacobs, vicepresidente de Scholastic, la editorial norteamericana. "El libro ha dejado de ser algo que leen los niños para interesar a los adultos".

Los niños se identifican por completo con las aventuras de Harry y en algunos casos leen los libros sin parar, una y otra vez, atraídos por la magia de la historia y la magia de Harry. "Algo que es muy importante en estos libros es la idea de la impotencia de los niños, de los niños normales, se entiende", dice J. K. Rowling en una entrevista con el semanario Newsweek. "Por eso creo que siempre, siempre, siempre habrá libros sobre magia, sobre descubrimientos de poderes secretos, sobre cosas que no te dejan hacer". Rowling, de 34 años, era hace cinco una madre soltera en paro que malvivía en Edimburgo gracias a la Seguridad Social. La idea de Harry Potter le llenó la cabeza años antes en un viaje en tren entre Manchester y Londres. Numerosas editoriales rechazaron el manuscrito. A Rowling se le atribuye hoy una fortuna próxima a los 3.000 millones de pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de julio de 2000