Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un tercio de los catalanes usa al menos una vez por semana Internet

Cataluña duplica la media española en número de internautas y se mide de tú a tú con países como Francia, Alemania y el Reino Unido. Pero no caben los triunfalismos, ya que las cifras globales son aún bajas: el 91,5% de los catalanes todavía no ha integrado Internet en su vida cotidiana, aunque el 27,4% lo utiliza al menos una vez por semana. La velocidad en la penetración de Internet en la sociedad catalana apunta, sin embargo, en la buena dirección: en apenas año y medio se ha doblado el número total de usuarios.

Precios más caros

Los datos los facilitó ayer en Barcelona el Departamento de Universidades, Investigación y Sociedad de la Información, en un estudio que ha puesto el termómetro al nivel de implantación en Cataluña de Internet y las nuevas tecnologías de la información y la comunicación."Estamos bien situados en Europa, pero nos queda un largo camino por recorrer". El secretario general para la Sociedad de la Información, Carles Martín, resumió el panorama con estas palabras durante la presentación de las primeras estadísticas globales que la Generalitat difunde sobre la cuestión. A juicio de Martín, si EE UU y los países escandinavos tiran del "primer vagón" por lo que respecta a las nuevas tecnologías, Cataluña viaja "en el segundo vagón", mientras que España "va en el tercero".

El cable, pendiente

La media de usuarios regulares de Internet -considerando en esta categoría a las personas que se conectan a la red al menos una vez al mes- es del 23,7%, exactamente el mismo nivel que en el Reino Unido y por encima de otros países comunitarios como Francia, Alemania, Holanda y Bélgica.

Las comparaciones con el uso de Internet en el resto de España arrojan también un resultado positivo en favor de Cataluña: el porcentaje de internautas supone en esta comunidad más del doble que en el resto del país, cuya media sólo es del 10,5%.Tanto en Cataluña como en el resto de España, el nivel de penetración que ha alcanzado Internet tiene un mérito particular, si se tiene en cuenta que los precios de conexión a la red son más elevados que en otros países. De acuerdo con el mapa estadístico facilitado por la Secretaría para la Sociedad de la Información, únicamente Grecia supera a España en el coste de acceso a la red entre los países miembros de la OCDE.

El factor precio es, en opinión de Martín, "una de las claves" para conseguir en adelante una mayor penetración de Internet, y los datos del estudio confirman el trecho que queda por recorrer: sólo el 8,5% de la población catalana utiliza Internet diariamente. "Si la comunicación debe ser un servicio básico, tiene sentido que el precio sea de servicio básico", declaró Martín, quien cree que debería rondar las 3.000 pesetas mensuales.

En este sentido, el secretario general apuntó que con la apertura del bucle local y la liberalización de las llamadas locales, previstas por el Gobierno para finales de 2000, "el panorama puede cambiar radicalmente con vistas al año que viene".

La tendencia es, en todo caso, positiva si se tiene en cuenta que entre diciembre de 1998 y abril del año 2000, el número de usuarios de Internet en Cataluña se ha duplicado. La Generalitat confía en que el esfuerzo en inversiones en las escuelas aumentará el ritmo de crecimiento.

Las escuelas públicas catalanas de primaria tienen un ordenador para cada 23 alumnos

En el capítulo de infraestructuras, cabe destacar el 13% de hogares catalanes ya cableados. Sin embargo, de este 13%, sólo un 0,25% están abonados, cuando el porcentaje se eleva al 3,7% en el caso de España.Para Carles Martín, este desfase se explica por el desconocimiento generalizado de los ciudadanos sobre las posibilidades del cable. "La gente piensa de inmediato en poder ver muchos canales de televisión, y no en las múltiples ventajas que supone el acceso a Internet a alta velocidad", dijo el secretario general de la Sociedad de la Información. En este sentido, Martín señaló que la Generalitat explorará el mapa del cable de todos los operadores y "aportará alternativas en aquellas zonas que veamos más blancas".

El mapa estadístico de la implantación de Internet presentado ayer está incompleto en dos aspectos clave a la hora de sacar conclusiones: no incluye datos sobre los profesionales de las nuevas tecnologías que serán necesarios en los próximos años para cubrir la actual explosión de la oferta laboral, y tampoco el número de empresas de Internet creadas en Cataluña.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de julio de 2000

Más información