Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Daniela Mercury inaugura hoy La Mar de Músicas con su nuevo disco

La sexta edición del festival de Cartagena está dedicada a Brasil

Una de las cantantes más populares de Brasil, y probablemente la más querida en Salvador de Bahía, abre esta noche la sexta edición del festival La Mar de Músicas, en el Auditorio del Parque Torres de Cartagena. Daniela Mercury presentará su nuevo disco, Sol da liberdade, el más electrónico de los que ha grabado hasta ahora y en el que canta a dúo con Angélique Kidjo y Milton Nascimento.

Mercury presentará también su disco el 18 de julio en Madrid (Conde Duque) y el día 20 en Barcelona (Poble Espanyol). En el quinto centenario de la llegada de los portugueses a tierras de Brasil, algunos de sus compatriotas consideran que no hay nada que celebrar. "No soy tan radical. Brasil pasó, y está pasando, por periodos muy difíciles, pero creo que estamos mejor. Aunque todavía tenemos políticos antiguos, muchos de ellos en el poder durante la dictadura, y los hábitos culturales están muy vinculados a un régimen autoritario", dice. Embajadora del Unicef, Daniela Mercury participa en campañas contra la explotación sexual de niños y adolescentes y en proyectos de escolarización. "Me angustia la corrupción que existe en todos los segmentos de la sociedad. Hay cuestiones muy graves: la impunidad, la violencia, el desgobierno...", explica. "Estamos pagando un precio muy alto por la liberalización del mercado y la baja inflación. Fernando Henrique Cardoso dice que no, pero el país está insatisfecho".

El título de su nuevo disco, Sol da liberdade, está tomado de una frase del himno nacional. Lleva fotografías de Mario Cravo Neto, y han trabajado con ella productores como Will Mowatt, Andrés Levin o Emilio Estefan: "Primero escojo las canciones y esbozo los arreglos de base, los grooves principales, en mi estudio con mis músicos. Después invito a los productores. Esta vez me inspiró el minimalismo de la música electrónica".

Considera importante abrirse a nuevos horizontes y continuar vendiendo discos: "No me interesa hacer siempre lo mismo. A veces hay que tener el valor de dejar a un lado elementos muy fuertes de tu carrera". En el pasado carnaval de Salvador de Bahía se presentó con un trío completamente inesperado. "Un trío de música básicamente house

con mi voz tratada sobre efectos de base de Mau Mau -un DJ de São Paulo-. La mayoría de la gente lo recibió con sorpresa y generosidad. Algunas personas se quejaron porque querían que cantase mis canciones como siempre. Yo les dije: 'Ustedes salen al carnaval vestidos de mujeres. ¿No puedo hacer yo lo que quiero?".En todos sus discos hay canciones de excelentes autores. Aquí son de Caetano Veloso (Axé axé y Sou você) o Lenine (Só no balanço do mar). Y cantan a dúo con ella Milton Nascimento y Angélique Kidjo. Saca un folio doblado en cuatro con el manuscrito de Axé axé, firmado por Caetano Veloso. "Le pedí una canción inédita. Los dos aceptamos el reto. Cuando los demás cuestionan la música axé, nosotros la afirmamos", asegura.

"La música axé lleva la marca del carnaval, de música espontánea y festiva", cuenta. "Es un género importante que la prensa brasileña trata con muchos prejuicios. Los formadores de opinión son tan esnobs que insisten en negarla. Y yo no admito los prejuicios, porque denotan ceguera y no ayudan a nadie". "Desde hace unos años predomina en Brasil una música de masa, que proviene de la calle, de guetos, incluso en el caso del rap o el hip hop, mucho más que antes, en que venía de gente como Caetano, Chico, Tom Jobim, o sea, de la clase media", explica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 3 de julio de 2000