Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un grupo científico alemán planea importar células de embrión

Científicos alemanes revelaron ayer que planean importar de Estados Unidos células derivadas de embriones humanos para investigación, a pesar de las críticas levantadas porque la iniciativa aprovecha un vacío en la estricta legislación alemana. La Asociación Alemana de Investigación (DFG), fundada este año por el Gobierno, manifestó que el trabajo con células madre embrionarias humanas -un asunto delicado en un país aún marcado por los experimentos nazis en aras de crear una raza superior- resulta clave en la búsqueda de tratamientos alternativos para enfermedades como el Parkinson, la esclerosis múltiple y el cáncer.La DFG planea, antes de terminar este año, la importación desde Estados Unidos de una línea celular, obtenida en laboratorio a partir de un embrión que nunca fue implantado y que podría haberse destruido. "El plan de importación es legal", dijo Annette Schmidtmann, experta en biología celular. "Sólo hemos anunciado nuestra intención. La decisión final puede adoptarse a finales de año".

Vacío legal

Alemania prohíbe la destrucción de embriones con fines científicos. Sin embargo, un portavoz del Ministerio de Justicia reconoce que la importación de células embrionarias no es ilegal. Pero, Hubert Hueppe, diputado conservador, estima que la idea de importar células de embrión aprovecha un vacío en la legislación, por lo que predice un caos ético si la iniciativa sigue adelante. "Hay una diferencia entre legal y legítimo", dice Hueppe. "Tendríamos que ser más cuidadosos por el pasado que tenemos. No es ético usar embriones para otro propósito que crear vida". La asociación ecologista Greenpeace también se opone al proyecto de la DFG.

En Estados Unidos, pese a que existe grupos de presión que defienden los derechos de los no nacidos, los científicos pueden usar libremente restos desechados de embriones procedentes de los programas de fertilización in vitro. La ley alemana indica que todos los embriones creados deben ser implantados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de junio de 2000