Crítica:MADRID EN DANZACrítica
i

Por el aire y en el agua

Una jornada llena de sorpresas que empezó Diez & Diez con su pieza, verdadera elaboración de teatro-danza, con actores muy bien utilizados en un duro lirismo pleno de referencias a lo Bausch. Berdayes y Runde fundieron a Verdi con el ritual kabuki en un brindis siniestro y elegante.Le siguió el acontecimiento más vital e inesperado de la mano del taller Corpo.com, donde Eduardo Castro y Ana Pelegrín sacan partido al despliegue físico de élite que pueden hacer sus miembros, no bailarines profesionales, sino deportistas. En un importante marco escenográfico, el muro de los escaladores, casi verdadera escultura que resulta integrada en una fiesta de energía, se acercan con éxito disciplinas aparentemente lejanas.

Espacios insólitos Libiamo

Diez & Diez (Canal de Isabel II); Evocación. Corpo.com (Rocódromo CSP); Despacito y solitos. Arrieritos (Casa de Velázquez). Madrid, 5 de junio.

Cerró Teresa Nieto y sus Arrieritos en la Casa de Velázquez, con una propuesta de fusión del contemporáneo y el flamenco con algo de humor negro. La afluencia de público ha sido notable y muy superior a años anteriores, y la intención de acercar estos actos al ámbito universitario es acertadísima.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 05 de junio de 2000.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50