Duran apoya la iniciativa de Ribó sobre la presencia de las autonomías en la UE

El consejero de Gobernación, Josep Antoni Duran Lleida, calificó ayer de "muy buena" la proposición de ley para regular la participación de las comunidades autónomas en la representación de España en la Unión Europea, presentada por Iniciativa per Catalunya-Verds (IC-V) en el Parlament. Duran consideró necesario "sentarse a negociar" sobre la propuesta porque ya existe otra de contenido similar presentada por el grupo parlamentario de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC).

El presidente de IC-V, Rafael Ribó, explicó ayer que todavía no conoce las reacciones del resto de los grupos parlamentarios con relación al texto de su grupo y afirmó que la única respuesta que ha recibido es la del consejero de Gobernación, Josep Antoni Duran Lleida. Éste ha calificado el texto como un "punto de partida", según explicó Ribó, para que el Parlament presente el proyecto de ley ante las Cortes.Duran aseguró ayer en Budapest, donde se encuentra en viaje oficial acompañando al presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, que el Gobierno catalán podría "estar de acuerdo con la propuesta en alto grado porque técnica y políticamente es muy buena", informa Josep Garriga. Duran dijo que "habrá que sentarse a negociar" porque ERC ya ha elaborado otro proyecto sobre el mismo asunto y lo presentó en el Parlament a finales de marzo.

Pero la propuesta de ERC era sólo "para Cataluña, para garantizar la presencia de la Generalitat, pero no para todas las comunidades autónomas", destacó Ribó. En cambio, la de IC-V pretende resolver la cuestión en su globalidad. "Ésta es la primera vez que se presenta una propuesta para todas las comunidades autónomas. Afecta a todas y al Gobierno del Estado, y no pretende una solución sólo para Cataluña", subrayó.

Una gran carencia

Uno de los objetivos básicos que persigue la proposición de ley presentada por Ribó es que los representantes españoles en la Unión Europea respeten la posición autonómica en las negociaciones sobre los asuntos comunitarios europeos en los que tengan competencias atribuidas por sus estatutos. Según el texto, la presencia de los representantes autonómicos en la delegación negociadora ha sido hasta ahora "la gran carencia del sistema de participación".

El documento, registrado en el Parlament el pasado viernes, denuncia el escaso relieve que tienen las autonomías en la formación de la posición española en las negociaciones con la Unión Europea. La presencia de los representantes autonómicos tendría carácter asesor en el interior de la delegación gubernamental española en caso de tratarse cuestiones de interés autonómico. El objetivo sería garantizar los intereses de las comunidades cuando éstas alcancen una posición común sobre las cuestiones a debatir. La proposición reconoce un papel destacado a los representantes de las comunidades en la dirección de las negociaciones cuando el contenido haga referencia a la posición común autonómica, papel que, finalmente, quedaría supeditado al jefe de la delegación como representante del Estado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La proposición no de ley reconoce la igualdad entre todas las comunidades de España y garantiza la posibilidad de participación de todas las que estén interesadas en hacerlo. A la vez, trata de proteger el derecho a la participación de las que se encuentren en situación minoritaria con respecto a las demás por cuestiones de desinterés o falta de posibilidades materiales de las que resultan menos capacitadas administrativamente.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS