Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una asociación acusa a La Paz de denegar la atención a una violada

El hospital niega las imputaciones

La Federación de Asociaciones de Asistencia a Mujeres Violadas acusó ayer al hospital La Paz de negar la atención médica a una mujer violada que no había presentado la denuncia previa en comisaría, según Efe. El centro, el único de la Comunidad de Madrid que atiende a víctimas de agresiones sexuales, rechaza las imputaciones: "Se atiende a cualquier persona que haya sufrido una violación", dijo un portavoz de La Paz.

E. M. M., vecina de Alcobendas de 31 años, fue violada analmente por su pareja el pasado miércoles por la noche. Con graves y dolorosas lesiones, se presentó en la comisaría de Alcobendas. Ante la hemorragia que padecía y la pérdida de conocimiento, la propia policía llamó a una ambulancia que la evacuó al hospital La Paz. La mujer se presentó en servicio Ginecológico de Urgencias de La Paz pero una de las médicas se negó a atenderla por no traer la denuncia correspondiente, según la denuncia formulada por Tina Alarcón, presidenta de la Federación de Asociaciones de Asistencia a Mujeres Violadas.La Federación mantiene que la víctima de la violación "fue tratada de una forma humillante y se vio obligada a volver a la comisaría y formalizar su denuncia". Horas después, regresó al hospital La Paz, donde tuvo que ser ingresada por las graves lesiones que presentaba y por su estado emocional, según detalló Florentina Alarcón.

La mujer recibió ayer el alta médica, según el hospital de La Paz. Se encuentra en la cama y con fuertes dolores. El presunto violador, con el que tiene dos hijos, ha sido detenido.

La Federación asegura que "durante años, los Servicios Ginecológicos de Urgencias del hospital La Paz han aplicado un Plan de actuación para atender a las mujeres víctimas de violación, pero en los últimos tiempos su deterioro ha ido en aumento y son muchas las mujeres que se han quejado de la atención recibida".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de junio de 2000