Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rupérez se despide de la Asamblea Parlamentaria de la Alianza

El diputado español Javier Rupérez se despidió ayer de la Asamblea Parlamentaria de la OTAN, que presidía desde noviembre de 1998, advirtiendo sobre el riesgo de divorcio entre Europa y Estados Unidos en dos asuntos claves: la decisión de Washington de poner en marcha el sistema de defensa antimisiles, que protegería su territorio de un ataque limitado, y el desarrollo de la Identidad Europea de Seguridad y Defensa (IESD). Ante el pleno de la Asamblea, reunida en Budapest (Hungría), Rupérez instó a Estados Unidos a no tomar decisiones "apresuradas y unilaterales", sino a negociar con Rusia un nuevo equilibrio nuclear que incluya drásticos recortes de los arsenales estratégicos y la modificación del tratado ABM de sistemas antimisiles en lo que sea necesario.A los europeos les pidió, por su parte, que tranquilicen a EEUU y a los otros países de la OTAN que no son miembros de la UE garantizándoles que el desarrollo de la IESD no debilitará el vínculo trasatlántico ni supondrá discriminarles a ellos.

Rupérez, que entre 1996 y 1998 fue presidente de la Asamblea de la OSCE y ahora preside la Comisión de Defensa del Congreso, dimitirá de su escaño para volver este verano a la carrera diplomática como embajador español en Washington.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 31 de mayo de 2000