Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cerca de 85.000 inspectores vigilarán los comicios

Un ejército de cerca de 85.000 observadores nacionales vigilará las elecciones generales mexicanas con el apoyo de inspectores de diversas organizaciones internacionales, entre ellas la ONU. El Comité Técnico de Evaluación, que integran expertos nacionales y extranjeros, recibió 47 proyectos de observación remitidos por organizaciones no gubernamentales mexicanas, y aprobó 27. El Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) aportará recursos financieros para facilitar el masivo despliegue de personas. Inevitable la compra de votos en las zonas más aisladas, de México y de otros países de América Latina, una de las instrucciones oficiosas al electorado será: "Si te dan dinero, tómalo, pero vota como quieras".El Instituto Federal Electoral (IFE) ha acreditado, de momento, a 170 observadores extranjeros, pero el número aumentará considerablemente. Dos organizaciones, Corpamex y Presencia Ciudadana, efecturán conteos a pie de urna. En las elecciones de julio, el padrón electoral ha dejado de ser "el punto caliente", según Nguyen Huu Dong, coordinador general del Programa de Naciones Unidas para la Observación Electoral. El interés fundamental es que no haya compra de votos, coacciones o presiones de ningún tipo. "Lo primero es la educación cívica, la promoción del voto consciente, secreto, y la partipación electoral", dijo el funcionario al diario La Jornada. "El segundo tema es la vigilancia de lo que ellos [el Comité Técnico de Evaluación] llaman compra y coacción del voto, práctica que se presenta en zonas aisladas, rurales".

La colaboración del IFE y la ONU viene desde 1994, año en que expertos del organismo multilateral ofrecieron su colaboración. Desde entonces, observadores mexicanos han participado en misiones de carácter internacional, entre ellas la elaboración del padrón en la consulta sobre la independencia de Timor Oriental (1999).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 31 de mayo de 2000