59ª FERIA DEL LIBRO DE MADRID

Varios historiadores repasan la relación entre España y la América colonial John Elliott analiza cómo se construyen nuevas identidades

"Al contrario que los británicos, los españoles tuvieron menos miedo a una posible degeneración de la raza por el contacto con otra diferente", señaló ayer el hispanista británico John Elliott en la ponencia inaugural del coloquio España y América (Siglos XVI-XVIII). Transposiciones e identidades, un encuentro de historiadores que pretende reflexionar sobre la relación entre la mentalidad española y las indígenas durante época colonial.

"Nunca sabremos lo que hubiera pasado si los ingleses hubieran colonizado América. Lo cierto es que hubiera sido diferente, porque mientras los españoles estaban acostumbrados a convivir con una sociedad superior como la árabe, los ingleses nunca consideraron superiores a los irlandeses", señaló Elliott en la inauguración del coloquio España y América (siglos XVI-XVIII). Transposiciones e identidades, que se inició ayer y se prolongará hasta mañana en la Casa de Velázquez en Madrid.El coloquio, que coincide con la Feria del Libro, cuenta con la participación de destacados historiadores como Pedro Córdoba, Chantal Caillavet, Pilar Pérez Cantó y Hélène Vignaux, entre otros. Tiene por finalidad reflexionar sobre cómo se adaptaron las realidades españolas a las Indias; cómo se forman los grupos étnicos, sociales y religiosos y cómo se construyen identidades nuevas.

Con una ponencia titulada Mundos parecidos, mundos distintos, Elliott, catedrático de Historia de la Universidad de Oxford hasta hace poco y hoy, a sus 70 años, jubilado, recorrió las distintas visiones de los españoles respecto al comportamiento y cultura de los indígenas americanos. Según el historiador, para mitigar el impacto de la novedad americana, los españoles debieron recurrir a mitos cristianos como la Torre de Babel y el Arca de Noé. "Lo nuevo suscitaba una respuesta sobre los orígenes, incluso lo auténticamente nuevo podía interpretarse como un rasgo integrante de la Creación", afirmó el autor de La España imperial.

'Teoría climática'

El premio Príncipe de Asturias 1996 señaló, sin embargo, que, pasado el entusiasmo que provocó el rechazo de muchos indígenas a abrazar la nueva fe, se traza una línea divisoria entre conquistadores e indios. "Se empezó a reforzar la imagen cada vez más negativa del indio como ser deficiente en muchos aspectos".

Y para reforzar esa diferencia, continuó el historiador, se echó mano de la teoría climática, una idea que se remonta a Hipócrates y que explicaba la diversidad de la naturaleza humana a partir del clima. "Esta teoría alimentó la creencia de que los indios eran propensos a los vicios, que eran flemáticos. Entonces era razonable que los españoles utilizaran esa excusa para obligarles a trabajar".

Pero las diferencias no pararon ahí, según Elliott. A los criollos se les consideraba "españoles decaídos, tanto física como moralmente. Los criollos querían estar en el mismo saco que los peninsulares, y por eso subrayaban las semejanzas, pero los peninsulares incidían en las diferencias".

Para el hispanista, estas tesis de inferioridad provocaron el distanciamiento de los criollos con España. "Simón Bolívar, en el siglo XIX, se encargaría de dejar bien claro que los habitantes de las américas no eran españoles", recordó Elliot, que en su próximo libro analizará las diferencias entre los británicos y los españoles ante la colonización de América.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 29 de mayo de 2000.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50