Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
AGENDA

Reflexión sobre la tortura

El artista barcelonés Juan Pueyo (Barcelona, 1956) trabajó entre 1996 y 1999 en un proyecto de vídeo interactivo, titulado Torturae, que tenía que formar parte de una instalación, hasta el momento inacabada. En ésta, y gracias a las posibilidades de la tecnología, el público entraba a formar parte de la instalación a través de una pantalla táctil. Se podía escoger entre diferentes víctimas de la tortura, partes del cuerpo e intensidad del dolor, propósito e instrumentos, así como varios tipos de música."Se trata de crear una reflexión acerca de la tortura y el dolor. Es una propuesta provocadora, aunque las imágenes no son morbosas, y me parece que el material tiene suficiente interés y fuerza", afirma Pueyo. El autor presenta hoy, en el auditorio del Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (19.30 horas, entrada gratuita), los resultados del proyecto.

Juan Pueyo se dedicó desde 1975 a la fotografía, el cine y el vídeo. En 1985 centró su actividad artística en el vídeo y elaboró el trabajo Pel meu art i la gent que estimo, content aguantaré fins al final. A esta obra siguió una serie de videoesculturas con el cuerpo humano como temática que el artista expuso como conjunto en 1990 en el Dipòsit de les Aigües de Barcelona. Los trabajos de Pueyo proponen diferentes tipos de experimentación visual, cuyos escasos elementos, sin olvidar el sonido, están elaborados con precisión y de forma concisa. Pueyo ha participado con sus vídeos y videoesculturas en varias exposiciones y festivales nacionales e internacionales, y sus trabajos han sido emitidos en varios programas televisivos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de mayo de 2000