Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Crispación entre comerciantes de los Encants por el traslado a Vall d'Hebron

De "tomadura de pelo" fue calificado ayer el anuncio del Ayuntamiento de Barcelona de trasladar los Encants de las Glòries a Vall d'Hebron, cerca del polideportivo y del velódromo. Dos centenares largos de operadores de los Encants celebraron una asamblea para hablar sobre el anuncio que realizó la semana pasada Pere Alcober, presidente del Instituto Municipal de Mercados (IMM). Muchos comerciantes se mostraron crispados y engañados por el proyecto municipal al que se opusieron en redondo.

Los asistentes a la asamblea decidieron convocar un referéndum en el mercado de los Encants el próximo 2 de junio para que cada uno de los 700 comerciantes se pronuncien sobre el asunto. "Está claro que nadie se quiere ir de aquí a Vall d'Hebron. Nos han engañado porque ya habíamos llegado a un acuerdo para trasladarnos al interior del anillo de la plaza cuando se reformara toda la zona de las Glòries. No hace falta referéndum, lo que hay que hacer es dejarles claro que no nos van a tomar el pelo. O nos vamos al aro, o nos quedamos", argumentó uno de los comerciantes que intervino en la asamblea que en algunos momentos se crispó.Aunque muchas voces ya daban por sentado el rechazo unánime contra el traslado, los miembros de la junta de comerciantesconvencieron a los asistentes que lo mejor era realizar una consulta:"Es lo mejor, porque así todos se definen", insistió en varias ocasiones Diego Escámez, presidente de la junta que también intentó frenar las iras de los más encolerizados que proponían cortes de tráfico para presionar al Ayuntamiento: "No creo que sea lo mejor".

Hubo bastantes intervenciones a favor de pasar directamente a la acción: "Podemos montar unos encantes los martes y los jueves frente al Ayuntamiento", propuso uno. La mayoría expresó su enfado por lo que consideran un engaño ya que hace unos dos años llegaron a un acuerdo con el IMM en el que se aproximó el coste del traslado al interior del anillo que rondaba los 1.000 millones de pesetas e incluso les mostraron la maqueta del proyecto.

Sin embargo, esa idea ha sido abandonada por el arquitecto jefe del Ayuntamiento, Josep Anton Acebillo, que está preparando otro proyecto completamente distinto del que avanzó la futura transformación del anillo de les Glòries. Los comerciantes aseguran que no está clara la idea del Ayuntamiento y no se creen que las 12 hectáreas de la zona se conviertan en zona verde.

"Todos llegamos a la conclusión de que el traslado al anillo era lo menos malo y muchos han cogido locales en los alrededores. También los hay que se han establecido definitivamente en el barrio. El traslado no sólo perjudica a los que tenemos el puesto en los Encants, sino a gran parte de los negocios de los alrededores", abundaba otra vendedora que intervino en la asamblea.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de mayo de 2000

Más información

  • Varios operadores proponen movilizaciones contra el Ayuntamiento