Cuatro municipios catalanes superan los niveles permitidos de ozono

Cuatro municipios catalanes, Corbera, Alcover, Constantí y Manlleu, superan desde el pasado día 12 los niveles mínimos de contaminación por ozono troposférico. Los niveles registrados oscilan entre los 202 microgramos de ozono por metro cúbico detectados en Constantí el día 13 y los 181 de Manlleu el día 16. Estas localidades superan los 180 microgramos por metro cúbico, nivel mínimo de aviso a la población, por lo que deberán alertar a sus habitantes y recomendarles medidas.

Las incidencias registradas son las primeras de este tipo que ha detectado este año la Red de Vigilancia y Previsión de la Contaminación Atmosférica del Departamento de Medio Ambiente. Esta red, formada por 48 estaciones automáticas de detección distribuidas por todo el territorio catalán, detectó 16 incidencias del mismo tipo en 1999, prácticamente todas durante el periodo estival. Fuentes de la Dirección General de Calidad Ambiental explican que estas situaciones son fruto de la combinación de óxidos de nitrógeno y compuestos orgánicos volátiles que, en presencia de una radiación solar intensa durante varias horas, dan lugar a la formación de ozono en cantidades superiores a las habituales.

Los óxidos de nitrógeno y los compuestos orgánicos suelen ser debidos al tráfico y a actividades industriales en las que se dan procesos de combustión. En pequeñas proporciones, sin embargo, pueden tener su origen en causas naturales. El primer nivel de alarma, situado en Cataluña en 180 microgramos por metro cúbico, obliga a los ayuntamientos y las administraciones públicas afectadas a dar aviso a la población. Este aviso, de carácter preventivo, recomienda a "las personas más sensibles a la contaminación atmosférica", entre ellas asmáticos, personas con problemas respiratorios, ancianos y niños, evitar esfuerzos físicos al aire libre, sobre todo "si producen fatiga, son de larga duración y se realizan en el periodo comprendido entre las 12.00 y las 20.00 horas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0018, 18 de mayo de 2000.