Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bono da por hecho que presentará su candidatura para liderar el PSOE

El millar de personas que ayer escuchó en Madrid al presidente de Castilla-La Mancha, José Bono, confirmó la impresión de que, sin duda, aspirará a la secretaría general del PSOE en el congreso del partido el próximo mes de julio. "Tengo una decisión tomada. Voy a hacer lo que todos ustedes están pensando. No estoy deshojando ninguna margarita, no hago cálculos, pero soy autónomo para organizar mis tiempos", dijo Bono al ser requerido para que hiciera un pronunciamiento claro sobre sus planes.

El político socialista fue presentado por el presidente de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón (PP), dentro de las jornadas Madrid, Punto de Encuentro. El ex jefe del Gobierno Felipe González y el portavoz del grupo Nueva Vía, José Luis Rodríguez Zapatero, estuvieron presentes a invitación de Bono, quien también pidió a Rosa Díez que asistiera al acto. Ésta excusó su presencia al estar en el pleno del Parlamento de Estrasburgo."No voy a hacer ningún anuncio porque como ustedes pueden imaginar no voy a tomar Las Alhucemas desde el Ritz", dijo Bono aludiendo al hotel donde tuvo lugar un almuerzo que asombró a los patrocinadores de este ciclo de conferencias, entre ellos Prensa Española. "Si hoy fuera el día para hacer algún anuncio reconozco que hubiera querido que estuvieran los directores de varios medios y no sólo de ABC", dijo entre risas. Así lo acogió el director de ese diario, José Antonio Zarzalejos, moderador del acto. Además de un puñado de políticos socialistas -como los diputados José Borrell, Juan Alberto Belloch, Cristina Alberdi, Clementina Díez de Baldeón, el secretario general de los socialistas vascos, Nicolás Redondo Terreros, y numerosos miembros del Gobierno de Castilla-La Mancha-, el grueso de los asistentes lo componían empresarios castellano-manchegos. Tras la conferencia hubo muchas preguntas que el moderador sintetizó en una: "¿Va usted a aspirar a la secretaría general del PSOE?". "Voy a hacer lo que todos ustedes están pensando", dijo Bono tras afirmar: "La decisión está ya tomada".

El político castellano-manchego no hizo un anuncio formal de su candidatura, pero desgranó un discurso que previsiblemente conectará con las preocupaciones de muchos militantes socialistas, según se desprende de todos los documentos que van surgiendo en el proceso precongresual.

Un discurso global de los socialistas para toda España es lo que parece que echan en falta los militantes si se tienen en cuenta los citados textos. Bono se apoyó en la Constitución de 1978 para considerar que el problema de España -"como patria y como nación de naciones que une a todos los españoles voluntariamente", dijo Bono- no debería existir. Y aseguró: "Predicar la desigualdad de oportunidades en base a un fuero o un texto jurídico es algo que me resulta inaceptable", dijo.

La ética y la honestidad en política fue otro eje de su discurso, así como la referencia a la situación en el País Vasco. Toda vez que le parece evidente que es mucho más difícil ser socialista en el País Vasco que en Castilla-La Mancha, dejó a sus compañeros de Euskadi que lleven la pauta respecto a las posiciones que su partido adopte en esa comunidad. Ahora bien, Bono abogó por "no hostigar a la gente sensata del PNV" y pidió un "pacto de Estado para no volver a utilizar la muerte de los inocentes como se ha utilizado".

Estas consideraciones las hizo ante Alberto Ruiz-Gallardón, que hizo una presentación muy elogiosa de Bono, al que le une una relación de amistad personal. El dirigente castellano-manchego confió en que esa amistad no tuviera consecuencias negativas para el presidente madrileño, lo que motivo risas generalizadas. El presidente madrileño había afirmado antes: "La elegancia política es un valor en desuso y se castiga al que se mueve fuera de la secta ya que no se comprende que se puede compartir amistades sin compartir ideología". Esta actitud la consideró propia de los "débiles de pensamiento" que tienen problemas para acercarse al que es diferente a ellos.

Continúa el enigma de si va a intentar ser secretario general otro asistente al acto: José Luis Rodríguez Zapatero. El diputado, líder de Nueva Vía, tendrá una segunda reunión con Bono en los próximos días tras la que mantuvieron el lunes 24 de abril.

Aznar y su actitud ante el terrorismo

El presidente de Castilla-La Mancha, José Bono, arremetió ayer contra el jefe del Gobierno, José María Aznar, por su actitud ante el fenómeno del terrorismo de ETA y pidió un pacto de Estado "para no volver a utilizar la muerte de los inocentes como se ha utilizado"."No es admisible asistir a un entierro, dar el pésame, sentir el dolor por el asesinato de nuestro compañero Fernando Buesa [el pasado 22 de febrero] e ir días después a Valencia, el 8 de marzo, hacer un mitin electoral y decir que los socialistas teníamos que aclarar si estábamos detrás de los que ponen las bombas tal y como dijo el señor Aznar", afirmó el dirigente socialista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de mayo de 2000

Más información