Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CULTURACONGRESO SHAKESPEARE

La Diputación duda de que Conejero ingresara las retenciones del IRPF

El interventor de fondos de la Diputación de Valencia ha arrojado nuevas dudas respecto al destino que el profesor Manuel Ángel Conejero ha dado a las ayudas concedidas para organizar un congreso mundial sobre Shakespeare, iniciativa que cuenta con el millonario apoyo de las principales instituciones valencianas. Tras analizar las cuentas libradas por Conejero, el interventor ha constatado que se efectuaron retenciones por IRPF, "no constando que las citadas retenciones se hayan ingresado en tiempo y forma".

El Grupo Socialista-Progresista de la Diputación solicitó hace unas semanas un informe del interventor acerca de los comprobantes librados por Conejero para justificar las ayudas oficiales concedidas para organizar en Valencia, el próximo año, un congreso internacional sobre Shakespeare. Con el señuelo del congreso, Conejero ha recibido en los últimos tres años más de 50 millones de pesetas de la Diputación, del Ayuntamniento de Valencia y de la Generalitat. A la hora de justificar los gastos, Conejero incluyó desde recibos de cosméticos comprados en farmacias hasta facturas correspondientes a la compra de comestibles en supermercados e incluso resguardos de retirada de fondos en cajeros automáticos.El informe del interventor de la Diputación se refiere a los 7,2 millones de pesetas por anualidad que la Corporación ha concedido a Conejero en los tres últimos ejercicios presupuestarios. El escrito señala, respecto de las actividades a desarrollar para la organización del congreso, que vienen definidas "en términos muy generales" y añade que en ningún caso se acompaña "un presupuesto que indique, al menos aproximadamente, el coste de cada una de las actividades".

El interventor indica que "dada la falta de concreción de los objetivos a alcanzar (...) no se puede afirmar que las facturas presentadas no respondan a los objetivos señalados" en los convenios. Y añade que "tampoco se puede saber si las actividades que se desarrollan para la preparación del congreso, como las representaciones teatrales, son productoras de ingresos, ni su cuantía, por lo que "no se puede precisar si la subvención concedida en su conjunto excede del coste total de la actividad". Finalmente, el interventor señala que en las cuentas correspondientes al ejercicio de 1999 se ha podido observar que "se efectúan retenciones por IRPF en determinadas facturas, no constando que las citadas retenciones se hayan ingresado en Delegación de Hacienda en tiempo y forma".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de mayo de 2000