Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ONCOLOGÍA El tabaco eleva los índices de cáncer en la mujer

Los índices de cáncer de cabeza y cuello han aumentado significativamente entre las mujeres en los últimos años debido, principalmente, al incremento del consumo del tabaco y el alcohol entre el sexo femenino. Así lo advertieron el centenar de oncólogos que participaron ayer en Santander en una sesión monográfica dedicada a las citados tipos de cáncer.Los tumores localizados en la cabeza y en el cuello han sido siempre más frecuentes entre los hombres, pero las tasas de prevalencia de estas enfermedades en los colectivos masculino y femenino son cada vez más similares, según pusieron de manifiesto los participantes en la jornada.

El jefe del Servicio de Oncología Radioterápica del Hospital Marqués de Valdecilla de Santander, Leopoldo Pérez de la Lastra, explicó que hasta hace unos años "por cada 15 varones que desarrollaban cáncer de laringe se detectaba un caso entre las mujeres". "Actualmente", añadió el oncólogo, "por cada cinco varones con cáncer de cabeza y cuello hay una mujer afectada".

Pérez de Lastra considera necesario "llamar la atención de la población sobre los efectos adversos del tabaco y el alcohol en la gestación de estos cánceres".

Los oncólogos reunidos en Santander apuntaron que mientras los hombres se van concienciando progresivamente de la necesidad de dejar de fumar, las mujeres se suman cada vez más a este hábito. Si al consumo de tabaco se añade el de alcohol, se incrementan los efectos nocivos en los tumores de cabeza y cuello. Los especialistas insistieron en la importancia de la prevención y la detección precoz de los tumores para hacer posible su curación.

"Aunque son tumores agresivos, si son tratados durante los primeros estadios, se curan en más de un 50% de los casos", señaló el doctor Leopoldo Pérez de Lastra. En el caso de que el tumor se detecte en estado avanzado, los avances terapéuticos han conseguido mejorar la supervivencia del paciente sin necesidad de extirpar el órgano afectado, lo que permite en muchos casos "llevar una vida normal", explica el oncólogo.

El incremento del hábito de fumar entre las mujeres también incide sobre la prevalencia del cáncer de pulmón entre el colectivo femenino. Un estudio del Centro de Investigaciones del Colegio de Médicos del Reino Unido advirtió que las mujeres fumadoras tienen el doble de posibilidades que los hombres de contraer la forma más virulenta del cáncer de pulmón, denominada de las células pequeñas, que se atribuye casi siempre al tabaquismo. Los autores del estudio alertaron del peligro que sufren las mujeres fumadoras y advirtieron de la necesidad de iniciar campañas informativas destinadas especialmente a las adolescentes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 16 de mayo de 2000