Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Abril

Imbuidos en la "globalidad" y en los vaivenes de Wall Street, olvidamos con desdén la historia, nuestra historia. Cada 14 de abril deberíamos mirar con sosiego y rememorar el pasado. Pero los años pasan y el eco de tan singular fecha se diluye tristemente. ¡Adiós, II República!Instalados en el presente, con estupor y sorpresa todo el engranaje del Ejecutivo yace en un cuaderno. El cuaderno como símbolo infantil de deberes. Al menos nuestro presidente en este caso nos hace volver al pasado.

Abril está llegando a su fin y el agua mansamente ha fertilizado los campos. Los pantanos elevan sus niveles y el aire limpio y húmedo hacen la vida más plena. Esta naturaleza que con tanto desatino maltratamos, nos devuelve una primavera realmente hermosa. ¡Gracias!

Semana Santa. Coche arriba, coche abajo, hoteles a tope, cuerpos ávidos de sol y... colas por todas partes. La piel de toro se disloca y el espacio vital se revoluciona. La Semana Santa es tiempo de ruptura y las tradiciones incrementan el "espectáculo". No hay mejor indicador que estos días para comprender los cambios sociales. Usos y costumbres, hábitos y comportamientos desvelan lo que somos.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de abril de 2000