ELA y el Eustat polemizan por la interpretación del último estudio de población

El sindicato ELA criticó ayer duramente al Instituto Vasco de Estadística (Eustat), al que acusó de interpretar de forma "sesgada" los datos estadísticos y ofrecer un "discurso catastrofista" sobre el progresivo envejecimiento de la población vasca con el objetivo de justificar "futuros recortes sociales". Mikel Noval, responsable del gabinete técnico del sindicto, y Gorka Vierges, representante de ELA-Gazteak, criticaron la interpretación de un estudio sobre la evolución demográfica vasca hasta el año 2010 que realizaron los responsables del Eustat el pasado jueves, junto a los catedráticos Mari Carmen Gallastegui, de Economía, y Víctor Urrutia, de Sociología.En esa conferencia de prensa, se afirmó que si la tendencia creciente del paro y el envejecimiento de la población persistían, -este año los mayores de 65 años ya superan a los menores de 20 años-, cabría la posibilidad de tener que retrasar la edad de jubilación a los 70 años, una interpretación que recibió ayer la contestación de ELA.

El sindicato criticó las explicaciones que ofrecieron sobre el envejecimiento de la población los dos catedráticos, a los que acusó de intentar avalar políticas para recortar el Estado de bienestar. "El Eustat no tiene que hacer de adalid de determinadas políticas neoliberales", señaló Vierges.

Los representantes de ELA criticaron también la interpretación que ha hecho el Eustat de los datos de la última encuesta sobre población y actividad (PRA), correspondientes al primer trimestre de este año. Noval y Vierges rechazaron el enfoque del Eustat, que destacaba el importante aumento del número de ocupados.

Vierges aseguró que el desempleo sólo se ha reducido en el primer trimestre un 0,1% y que ha aumentado la tasa de paro entre las mujeres, los que buscan su primer empleo y los que llevan más de dos años sin trabajar, mientras Noval destacó que el empleo que se está creando es precario y conlleva una "anulación" de los derechos laborales.

El Instituto Vasco de Estadística difundió ayer una nota calificando de "inaceptables" las críticas de la central. El Eustat señaló que se limita a hacer estudios estadísticos y a transmitir los resultados de los mismos sin "interpretarlos o verter opiniones en torno a ellos".

"Nunca Eustat pondrá en cuestión la legitimidad de ninguna reivindicación", añadió el instituto estadístico, que subrayó que los catedráticos Mari Carmen Gallastegui y Víctor Urrutia realizaron valoraciones de los datos "desde su experto conocimiento e independencia".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS