Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consistorio talará 100 chopos tras fallecer un niño aplastado por un árbol

El presidente de la Junta Municipal de Usera, Carlos Izquierdo, del PP, se comprometió ayer a talar 100 chopos del barrio de la Cornisa de Usera, después de que, el pasado viernes, un niño de 11 años falleciera aplastado por un árbol de ese tipo, derribado por el fuerte viento.Izquierdo afirmó que el consistorio va a abrir una investigación para determinar las causas de la muerte de Óscar Escudero Rodríguez. "Dentro de la investigación que llevaremos a cabo, se examinarán todos los árboles y se talarán aquellos que sean necesarios", afirmó. Pero los vecinos le exigieron el corte de los casi 100 chopos que crecen en los patios de la calle del Cristo de la Victoria, en el barrio de La Cornisa de Orcasitas. "Si los vecinos piden que se talen todos los árboles, así se hará", aseveró el concejal.

"El concejal nos ha asegurado que va a cortar todos los chopos de los patios -de la calle del Cristo de la Victoria- y que los va a reemplazar por otros más bajitos y más seguros", explicó Juan José Álvarez, vocal de la asociacióm vecinal.

Izquierdo añadió que los técnicos del Consistorio elaboran desde ayer un estudio detallado de los árboles de la calle del Cristo de la Victoria -en el patio del número 137 de esa vía falleció el pequeño-. "En una primera inspección", señaló, "los técnicos no han detectado árboles enfermos o con riesgo de caerse en la zona".

Los vecinos se quejan de que la tala de los chopos prometida por el PP "llega tarde"

Unos 200 vecinos del barrio de La Cornisa se manifestaron ayer ante la sede de la Junta Municipal del distrito de Usera para protestar por "el desinterés que ha mostrado el PP hacia sus reiteradas denuncias", según Juan Pablo de la Fuente, de la asociación vecinal La Cornisa de Orcasitas.Izquierdo, edil presidente, respondió a esta crítica exculpándose a sí mismo y derivando la responsabilidad hacia su predecesor en el cargo, Alberto López-Viejo, también del PP, y actual responsable de Limpieza: "Yo no he sido quien ha recibido las denuncias por parte de los vecinos por el mal estado de los árboles", aseguró. Izquierdo afirmó que los árboles que sean talados serán reemplazados

por otros.

El anuncio del concejal de que los chopos serán talados, dejó un sabor agridulce entre los manifestantes. "¡La tala llega tarde!", gritó Mariano Villa Valverde, que vive en el portal vecino al del fallecido Óscar. "Ha tenido que morir un chaval para que nos hagan caso", añadió. "Diecisiete años -desde que se construyó el bloque de casas- sin podar los árboles y sin preocuparse del estado de la calle y ahora quieren solucionarlo todo", añadió. "El otro día, después de que pasara lo que pasó, vinieron los barrenderos y jardineros del Ayuntamiento; es la primera vez que he visto semejante despliegue de medios de limpieza en el barrio", concluyó Villa.

Dolores, una vecina de 74 años que tiene su casa en la calle del Cristo de la Victoria, se quejaba: "Para cobrarnos la contribución de 21.000 pesetas sí que están listos, pero para atender las quejas de los vecinos...". "Éste es un barrio obrero y nos tienen abandonados como a perros, seguro que en el barrio de Salamanca esto no pasa", aseveró.

Responsabilidades políticas

Los vecinos calificaron la muerte de Óscar de "previsible y evitable", en boca de Santiago Gómez, la persona que denunció hace dos años el mal estado del árbol que se cayó, así como el de otros más. "Si me hubieran hecho caso, Óscar seguiría entre nosotros, jugando al fútbol en el patio, como a él le gustaba", comentó. "Esta manifestación deja patente que los vecinos exigen responsabilidades políticas por lo ocurrido. Esto no puede quedar así", concluyó.

De la Fuente redactó un escrito que será entregado hoy al edil Izquierdo, que dice: "Lamentamos profundamente la muerte de este joven vecino y expresamos la mayor indignación e impotencia de todos nosotros". El texto continúa: "Deseamos que un hecho similar no se vuelva a producir, y para eso la actitud de esta Junta Municipal debería cambiar, pues -la Junta- lleva demasiado tiempo sin escuchar ni leer los escritos de quejas de los vecinos del barrio", añade.

El presidente de la asociación de comerciantes Copyme de Usera, Alfonso Rojas, organizó un paro de cinco minutos a partir del mediodía como señal de duelo por el fallecido. "Sabemos que no vamos a devolverle la vida a Óscar, pero con este paro sólo pretendemos unirnos al dolor de la familia, especialmente al de los padres, que lo están pasando muy mal", explicó Rojas. "Esta protesta es una manifestación popular de condolencia y dolor por la pérdida de un niño del barrio, le podría haber pasado a cualquier otro", añadió.

Unos 300 establecimientos de Usera se unieron al acto de protesta y echaron el cierre en sus comercios, según aseguró Rojas. Muchos de los locales de las calles del Cristo de la Victoria, Almendrales, Dolores Barranco, Rafaela Ybarra y Marcelo Usera cerraron. El mercado de Moscardó también se sumó al llamamiento e interrumpió la actividad durante esos cinco minutos.

El Ayuntamiento cuenta con una póliza de seguros que cubre su responsabilidad civil para casos como el de la muerte de Óscar. La póliza responde a indemnizaciones por un valor máximo de 200 millones. Las contraprestaciones que superen esa cantidad correrán por cuenta de las arcas municipales. El Consistorio está obligado a suscribir este seguro de responsabilidad civil, que se adjudicó a la compañía Zúrich en noviembre de 1997 para los años 1998, 1999 y 2000 por una cuota anual de 450 millones.

Pero para que los familiares del fallecido reciban la indemnización del Ayuntamiento por el trágico suceso, se tendrá que demostrar -ya sea por la vía administrativa o por la civil- la responsabilidad municipal en el caso.

El concejal socialista Rafael Merino y la diputada de IU Marisa Castro se reunieron ayer con Izquierdo para consensuar las actuaciones a reañizar. Tras la cita, Merino manifestó: "Es una pena que el PP no haya escuchado ni a los vecinos ni a los grupos de la oposición durante toda la legislatura pasada". El edil socialista solicitó la celebración de un pleno extraordinario en Usera para tratar de resolver las denuncias vecinales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de abril de 2000

Más información