Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Todos los partidos, salvo CiU, culpan a Pujol de la fuerte deuda de la Generalitat

Todos los partidos catalanes, salvo Convergència i Unió (CiU), responsabilizaron ayer al presidente del Ejecutivo catalán, Jordi Pujol, del fuerte endeudamiento acumulado por la Generalitat, que según el Banco de España supone el 27% de la deuda de todas las comunidades autónomas. Los partidos de izquierdas advirtieron de que la precaria situación que atraviesan las cuentas de la Generalitat deja a Pujol bajo la "dependencia" del Partido Popular (PP). Este partido, que se ha convertido en el socio parlamentario de los nacionalistas, lamentó la "falta de rigor en la gestión" del Gobierno de CiU.

El último informe del Banco de España sitúa a Cataluña como la comunidad autónoma más endeudada de España, tanto en términos relativos -223.014 pesetas por habitante- como en cifras absolutas: 1,4 billones de pesetas. Esta cifra es todavía mayor si se contabiliza la deuda de las empresas y los organismos públicos catalanes. En este caso, la deuda asciende a 2,4 billones de pesetas, según el diputado socialista Martí Carnicer, que incorpora a sus cálculos el resultado de las entidades públicas, como la Corporación Catalana de Radio y Televisión (CCRTV), la Junta de Saneamiento y GISA.Los reproches a la gestión económica del Gobierno de CiU fueron ayer unánimes. Incluso el Partido Popular (PP), que votó a favor de la investidura de Pujol y ha evitado que prosperaran las enmiendas a la totalidad de los presupuestos para el año 2000, responsabilizó a CiU de la situación. El diputado conservador Josep Maria Fabregat abribuyó el elevado endeudamiento a la "falta de rigor en la gestión presupuestaria y a los errores históricos" en la negociación del traspaso de competencias. "Ha habido falta de rigor en la gestión y además, históricamente, la Generalitat ha ido sumando partidas importantes en el capítulo de gasto corriente, publicidad y propaganda, y esto, en el conjunto de 20 años, se nota", añadió Fabregat.

El Partit dels Socialistes (PSC), Esquerra Republicana (ERC) e Iniciativa per Catalunya-Verds (IC-V) evaluaron por separado el informe del Banco de España, pero coincidieron en sus apreciaciones. Las formaciones de izquierdas consideran que el sistema de financiación autonómica es negativo para Cataluña, pero creen que el principal responsable del endeudamiento es el Gobierno de Jordi Pujol. Asimismo, los tres partidos señalaron que las cifras de endeudamiento son la base de la "debilidad política" de Pujol y de su dependencia del PP.

Doble dependencia

El socialista Martí Carnicer advirtió de que la situación "compleja" de la hacienda catalana todavía puede empeorar "porque el endeudamiento puede crecer aún más en un contexto en que los tipos de interés van al alza". El presidente de IC-V, Rafael Ribó, fue aún más tajante y alertó de un riesgo de "quiebra" de la Generalitat si la situación económica entra en un ciclo negativo.

Carnicer considera que el Ejecutivo catalán adolecerá de una "doble dependencia" respecto al PP. Por una parte, porque CiU necesita sus votos en el Parlament para seguir gobernando. Por otra, porque necesita al Gobierno de José María Aznar para "afrontar sus problemas financieros". El vicesecretario general y portavoz parlamentario de ERC, Josep Huguet, afirmó que las cifras de deuda demuestran que Pujol ha tenido que "estirar más el brazo que la manga para aparentar más capacidad de decisión de la que realmente tenía".

El Departamento de Economía, que dirige Artur Mas, emitió ayer una nota en la que relativiza la deuda y considera que "no es significativa para cumplir los objetivos de déficit y deuda global de España". Según el Banco de España, las comunidades más endeudadas en relación con el producto interior bruto (PIB) son Galicia (9,5%), Andalucía (9,4%) y Cataluña (8,9%).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de abril de 2000

Más información

  • La izquierda advierte de que el riesgo de "quiebra" debilita a la coalición nacionalista frente al PP