Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barroso reclama compensaciones por el segundo puente de Cádiz y que Chaves convoque una mesa de diálogo

,El Ayuntamiento de Puerto Real (Cádiz) mantiene su oposición al segundo puente sobre la Bahía, aunque ya ha dado por hecho que se construirá. Con el proyecto impulsado por el Ministerio de Fomento y los apoyos de la Junta y del Ayuntamiento de Cádiz, el municipio puertorrealeño va a reorientar su postura hacia la consecución de compensaciones. El equipo de gobierno estudiará si procede solicitar algunas de carácter económico porque en este municipio descansará la segunda pata del puente. Además, mantiene "serias dudas técnicas" sobre si será posible evitar "el daño" a los 5.000 vecinos de la barriada del Río San Pedro y a las industrias radicadas en La Cabezuela, según explicó ayer el alcalde, José Antonio Barroso (IU).

El beneficio de carácter administrativo y político que puede obtener el municipio ya está pensado. El alcalde va a pedir a la Junta que renuncie a la reinundación de la zona marítimo-terrestre del Polígono de las Aletas, una superficie de ocho millones de metros cuadrados, de los que sólo 1,8 son urbanizables. Allí está prevista la ubicación de industrias de última generación y un parque de ocio. En suelo contiguo se construirá el intercambiador de transportes que articulará la Bahía. "Si se va a afectar la Cabezuela (una zona portuaria considerada estratégica), habrá que desafectar Las Aletas y renunciar a inundar las zonas que se demuestre que están ya consolidadas y que se convertirían en una piscina sin utilidad alguna", avanzó ayer el alcalde.

Puerto Real también quiere una nueva conexión de la factoría de AESA con La Cabezuela y la N-433, y otras compensaciones en materia de infraestructuras que aún no ha definido.

Barroso recordó que el municipio tendrá que dar su visto bueno al Plan de Ordenación del territorio de la Bahía (POT), que no incluye la construcción del puente. El Ayuntamiento apoyará el texto -en el que también se juega la delimitación de 800 hectáreas sobre las que pretende construir un campo de golf y configurar el desarrollo hotelero de la población- casi en su totalidad, pero reservará su opinión sobre el tercer acceso a la capital hasta que esté consensuado.

"Nosotros seguimos manteniendo una postura extremadamente crítica con el puente, que no nos parece la mejor alternativa. Se está intentado vender que hemos cambiado de opinión, pero no es así, lo que ocurre es que la decisión de Chaves de apoyar el puente nos deja un nulo margen de maniobra" dijo ayer Barroso, quien pidió la apertura de una mesa de diálogo.:

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de abril de 2000