Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

' El PP achaca a un fallo técnico el espionaje a un cargo del PSOE balear

Jaume Matas, ex presidente del Gobierno balear por el PP, reconoció ayer indirectamente la existencia de un posible pinchazo del correo electrónico del presidente socialista de la Comisión de Urbanismo del Consell de Mallorca, denunciado ante el juez por la actual mayoría de izquierdas. No obstante, Matas atribuyó el supuesto espionaje a eventuales incidentes técnicos y a errores causales sobre los que, añadió, no se pueden atribuir responsabilidades ni intencionalidad política.

"Cualquier persona puede recibir un correo electrónico de manera equivocada o por accidente. No niego que haya ocurrido, no lo sé; sí niego que haya responsabilidad política en ello", manifestó ayer Matas en Antena 3 de Baleares.El viernes, el Gobierno balear, formado por una coalición de izquierdas y nacionalistas y presidido por el PSOE, acusó al Ejecutivo popular de Matas de obtener copia de todos los correos electrónicos que recibía Francesc Quetglas, el socialista que preside la Comisión de Urbanismo del Consell de Mallorca. Aquel día, Matas calificó el caso como "una tontería" y "un montaje" y añadió que no había ordenado el desvío de correo electrónico de Quetglas.

La denuncia de este caso de presunto pinchazo de las comunicaciones informáticas del adversario ideológico, correspondió al juez de Instrucción de Palma de Mallorca Enrique Morell, tras inhibirse la Fiscalía del Tribunal Superior. Las primeras actuaciones judiciales se centrarán en la intervención de los ordenadores afectados por el desvío irregular y la comprobación de las operaciones del servidor del correo electrónico.

El sábado, el jefe de sistemas de la empresa servidora Bitel, creada por el Gobierno Matas, confirmó la existencia de una orden expresa de reenvío de correo electrónico desde el buzón de Quetglas hacia el ordenador de uno de los tres secretarios de Matas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 28 de marzo de 2000

Más información

  • Matas admite la existencia del 'pinchazo