Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES EN TAIWAN

Taiwan acude a las urnas en un clima de máxima alerta militar por la presión china

La población de Taiwan acudirá mañana a las urnas en un clima de creciente tensión bélica promovido por las autoridades de China ante las perspectivas de victoria del candidato que promueve la declaración formal de independencia de la isla, Chen Shui-bian, del Partido Demócrata Progresista. El Ejército de Taiwan fue puesto ayer "en estado de máxima atención" ante las amenazas hechas por el régimen comunista de recurrir a las armas para evitar la separación definitiva. Desde Pekín se advirtió de que el ultimátum chino podría llegar en cuestión de horas si vence Chen.

Las amenazas del régimen de Pekín podrían no surtir el efecto deseado e incluso atrapar a China en su propia retórica lanzándola a una desastrosa guerra contra Taiwan, a pesar, incluso, de que Estados Unidos haya mostrado su compromiso en defender la isla, según advirtió ayer el Instituto de Estudios Estratégicos (IISS), con sede en Londres. "Pekín podría lanzar un ultimátum militar a Taiwan del cual luego no podría retractarse", señala la institución en un documento. "Las consecuencias podrían ser desastrosas para toda la región", añade.La cuestión de la independencia formal del territorio que Pekín considera una provincia rebelde y que Naciones Unidas no reconoce como Estado soberano se ha convertido en la piedra angular de la política exterior china. Varios académicos aseguraron en Pekín que el Gobierno podría dar tan sólo unas horas a Taipei para comenzar negociaciones sobre la reunificación en el caso de que el candidato independentista resultara elegido. "Si se opta por la reunificación pacífica, [las conversaciones] podrían ser largas. Pero si Taiwan se mueve hacia la independencia es difícil decirlo. Podría haber un cambio en 24 horas", declaró uno de los expertos, Li Jiaquan. "Si se elige a un líder que apuesta por la independencia de Taiwan, el calendario [de las conversaciones] puede muy bien no ser una cuestión de años, sino de unas pocas horas", añadió Xu Bodong, de la Universidad Lianhe de Pekín.

En la isla, su ministro de Defensa, Tang Fei, señaló que "el Ejército está en estado de máxima atención, pero no de alerta", en una matización dirigida fundamentalmente a calmar los mercados financieros. El ministro añadió que el régimen de Taiwan "no quiere provocar una guerra, pero defenderá con firmeza el régimen democrático". La escalada verbal con China no ha hecho variar de táctica a los independentistas del Partido Democrático Progresista. "Las renovadas amenazas militares chinas nos están ayudando, porque los taiwaneses no consienten que otros les dicten lo que tienen que hacer", declaró la candidata a la vicepresidencia Annette Lu.

Los sondeos dan un porcentaje similar -en torno al 25%- a los principales candidatos: el citado Chen, y el actual vicepresidente Lien Chan, del Kuomintang, partido en el poder desde 1949. Lien es partidario de mantener la situación actual de la isla.

Un país 'de facto'

La isla nacionalista de Taiwan lleva de facto separada de China desde hace ya medio siglo. Aferrada a la democracia y convertida en uno de los tigres de la economía asiática, desafía las amenazas de Pekín desde un territorio de 36.000 kilómetros cuadrados (algo menos que Extremadura) situado a sólo 150 kilómetros del enemigo, con un Ejército de menos de 400.000 soldados y una población de 22 millones.La isla fue bautizada como Formosa por los navegantes portugueses, estuvo en manos de Holanda, China y Japón y, tras la Segunda Guerra Mundial, volvió a la vera de Pekín hasta que allí triunfó el comunismo, en 1949. Entonces, se convirtió en refugio del Gobierno nacionalista de Chiang Kai-chek y, en 1971, tuvo que ceder su puesto en la ONU a China. Tiene relaciones diplomáticas con 27 países, pero su poder económico, con un crecimiento medio del 8,5% anual, un paro del 2,7% y un puesto entre las 15 mayores potencias del mundo, le garantizan una buena relación con otros muchos, incluido EEUU. En 1996 se celebraron las primeras elecciones presidenciales por sufragio universal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de marzo de 2000

Más información

  • Académicos de Pekín advierten de que el régimen reaccionará en horas si vence el independentismo
  • Un país 'de facto'