Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El arte también cura

El pintor holandés Vincent Van Gogh sufrió en 1888, con 35 años, un "ataque de locura" del que no llegó a recuperarse por completo y que le condujo al suicidio. Fue precisamente en esa etapa de demencia donde hizo la serie más impresionista de sus cuadros, como el Retrato del Doctor Gadget.Van Gogh plasmó en éste y otros lienzos las fobias que le atormentaban, del mismo modo que hoy lo hacen los pacientes sometidos a arteterapia. Esta disciplina, utiliza la creación artística como método para ayudar a las personas a solventar sus problemas psíquicos y emocionales. "La creación artística da salida a los conflictos que generan los desequilibrios internos, lo que permite a quienes los sufren hacerles frente", explica Virtudes Martínez, profesora del departamento de Didáctica de la expresión musical, plástica y corporal de la Universidad de Granada.

Martínez organiza, junto a la Concejalía de la Mujer del Ayuntamiento de Granada, un curso de arteterapia para 62 licenciados universitarios con el fin de que, una vez concluida su formación, los alumnos se incorporen al ámbito asistencial y educativo.

Según Martínez, la arteterapia es una profesión de ámbito interdisciplinar, a medio camino entre la psicología, las bellas artes y la educación. Su práctica se inició hace cincuenta años en Inglaterra, dentro de los manicomios. "Posteriormente se ha ido extendiendo a otros ámbitos, y hoy se utiliza con éxito para atender a reclusos, toxicómanos, víctimas de malos tratos, enfermos terminales y personas que sufren anorexia y sida", señala Martínez.

La arteterapia consiste, básicamente, en permitir al paciente "bucear libremente en sus recuerdos y pensamientos" para que deje aflorar, a través de símbolos plasmados de forma artística, sus angustias. "Nosotros no queremos enseñar a los pacientes a pintar o a esculpir. No se trata de eso, la calidad de la obra no importa. La producción de imágenes y objetos se utiliza para ayudar a restablecer la capacidad natural del individuo para relacionarse consigo mismo y con el mundo que le rodea de forma satisfactoria".

Martínez compara la utilidad de la arteterapia con la que, para algunas personas, tiene la asistencia como espectador a un partido de fútbol. "Los hinchas gritan, aplauden y liberan sus emociones. Entran así en un proceso catártico que les permite mantener un equilibrio emocional. Igual que el fútbol es liberador para estas personas, la creación artística es una parcela privilegiada de afloración de conflictos y resolución positiva de los mismos".

La profesora asegura que la arteterapia garantiza la mejora e, incluso, la curación de algunos pacientes. La tarea del arteterapeuta está apoyada por psiquiatras y otros médicos. Y resulta especialmente indicada en "aquellas personas que debido a la enfermedad que padecen, o por otras razones, encuentran dificultades para explicar verbalmente sus conflictos, por ejemplo, en el psicoanálisis". La creación artística, añade Martínez, permite a estos pacientes explicar sus angustias, comprenderlas y liberarse de ellas sin recurrir a la expresión oral.

El curso organizado por el Ayuntamiento de Granada está siendo impartido por especialistas ingleses y catalanes en arteterapia. Sus 62 alumnos son titulados en Psicología, Magisterio, Enfermería, Medicina y Bellas Artes, entre otras disciplinas. Acaban de terminar su formación teórica y pronto iniciarán la parte práctica en la Prisión Provincial y también con enfermos de sida y esquizofrenia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de marzo de 2000

Más información

  • El Ayuntamiento de Granada organiza un curso de 'arteterapia', un método para sanar problemas psíquicos y emocionales