Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CDU abre su relevo generacional con la elección de Merz como líder parlamentario

La Unión Cristiana Democrática de Alemania (CDU), el principal partido de oposición al Gobierno rojiverde del canciller Gerhard Schröder, se renovó ayer con la elección de Friedrich Merz, de 44 años. Merz sustituirá a Wolfgang Schäuble, de 57, al frente del grupo parlamentario conservador en el Bundestag (Parlamento federal). Junto con Angela Merkel, la secretaria general, de 45 años, Merz forma parte de la nueva imagen con la que la CDU espera remontar el escándalo de las cuentas clandestinas y desafiar al canciller Schröder en los debates parlamentarios.

Schäuble, que dirigía el grupo parlamentario desde 1991, ha sido víctima del sistema de cuentas clandestinas mantenido por Helmut Kohl. El veterano político, obligado a permanecer en una silla de ruedas desde un atentado sufrido en 1990, se vio obligado a dimitir tras una serie de afirmaciones contradictorias sobre un donativo de 100.000 marcos (8,5 millones de pesetas) que recibió en 1994 del comerciante de armas Karlheinz Schreiber.Merz, un jurista experto en temas fiscales y en política europea, recibió un contundente apoyo del grupo parlamentario formado por la CDU y la CSU (la Unión Social Cristiana) de Baviera. De un total de 226 votos emitidos ayer en la sesión extraordinaria celebrada por los parlamentarios de los dos partidos, 217 (el 96%) apoyaron al brillante orador de aspecto aniñado, que es católico y padre de tres hijos. Merz fue diputado en el Parlamento Europeo entre 1989 y 1994 y su resultado superó al 93% que obtuvo Schäuble en 1991. Helmut Kohl, que cada vez está más alejado de sus funciones públicas como diputado, no asistió ayer a la reunión del grupo parlamentario.

Ya en su nueva calidad de jefe del grupo parlamentario, Merz fue presentado a los medios de comunicación. Al pie de la cúpula del Reichstag, le apadrinaron conjuntamente Schäuble y el jefe del Gobierno de Baviera, Edmund Stoiber, que había dado el visto bueno a Merz en una conversación privada la semana pasada en Múnich.

Merz, según dijo Stoiber, es consciente de la importancia de la política europea para la política interior alemana. Más tarde, el líder bávaro afirmó que este "joven no lastrado en absoluto" por las cuentas clandestinas, supone un "desafío" para el canciller Schröder. Stoiber, que en el pasado se contó entre los euroescépticos alemanes, expresó su esperanza de que Merz vuelva a poner en el centro de mira temas como la "debilidad del euro".

El nuevo presidente del grupo parlamentario ha indicado que no piensa practicar una política de bloqueo en temas fiscales al Gobierno. Los medios gubernamentales son conscientes de la nueva imagen de la oposición y los políticos socialdemócratas cargan las tintas sobre los aspectos inquietantes para la imagen europea de la CDU. Medios del grupo parlamentario socialdemócrata, citados por la agencia DPA, pronosticaban ayer que Merz defenderá las posiciones de Stoiber en política europea y agitará los temores de la población en temas como la ampliación al Este.

El consejero Schäuble

Tanto Stoiber como Schäuble ofrecieron su apoyo al nuevo jefe del grupo parlamentario, que a su vez manifestó su deseo de que Schäuble permanezca a su lado como consejero. Merz agradeció a Schäuble el haber preservado la unidad del partido tras la dura derrota electoral sufrida en 1998.

Posteriormente, los diputados de la CDU se reunieron por su cuenta para elegir seis vicepresidentes y cuatro secretarios parlamentarios en un proceso laborioso con múltiples candidatos. Como uno de los vicepresidentes del grupo fue elegido el ex ministro de Defensa, Volker Rühe, que se hará cargo de la Política Exterior y de Seguridad. Rühe, que fue derrotado en las elecciones de Schleswig-Holstein, obtuvo un total de 134 votos a favor y 32 en contra, lo que supuso un 80%. Con este resultado, sin embargo, el político puede competir por la presidencia de la CDU en el congreso que se celebrará en abril. Los candidatos que se barajan hasta ahora son Angela Merkel, de 45 años, representante de las jóvenes generaciones, y Rühe, un hombre con buenas conexiones internacionales que representa a la generación intermedia.

Los representantes de la CSU en el grupo parlamentario estaban ya designados previamente y no participaban, por tanto, en las elecciones. Michael Glos, de 55 años, es el vicepresidente, y Peter Ramsauer es el secretario parlamentario. Como señal del aumento de la influencia de la CSU en el conjunto del grupo parlamentario se interpreta la circunstancia de que Horst Seehofer, de 50 años, un antiguo ministro de Sanidad, se haga cargo ahora de la política social.

Como sucesor de Merz para los temas financieros se eligió ayer a Peter Rauen. Para Política Interior y Derecho se eligió a Wolfgang Bosbach. Gran controversia reinó en torno al puesto de representante de los Estados Federados alemanes, que en el pasado habían constituido la RDA. Para este puesto acabó imponiéndose el ex disidente Günter Nooke, que obtuvo 95 votos, frente al ex ministro de Medio ambiente de Sajonia, Arnold Vaatz. Michael Luther, que venía desempeñando el puesto, sólo consiguió 25 votos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de marzo de 2000

Más información

  • Los conservadores alemanes confían en que el nuevo dirigente pueda desafiar a Schröder