Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EXPOSICIÓN

La Biblioteca Valenciana repasa la vida del poeta y editor del 27 Emilio Prados

Su carácter introvertido, el hermetismo y la dispersión de su obra poética han contribuido a que su nombre no sea tan conocido como el de otros coetáneos. Pero Emilio Prados fue un poeta e impresor emblemático de la generación del 27. Su vida, sus amistades, sus viajes, en los que se impregnó de la cultura alemana y su paso al exilio se recopilan desde ayer en la exposición Emilio Prados, 1899-1962 que se exhibe en la Biblioteca Valenciana de Sant Miquel dels Reis. Cartas, fotografías, cuadros, revistas, diarios, libros, manuscritos y otros objetos componen la muestra producida por los Amigos de la Residencia de Estudiantes, en colaboración con la Generalitat y otras instituciones. A través de ellos se radiografía la vida de un intelectual, comprometido con la causa de la República, que mantuvo relación con las principales figuras de las vanguardias artísticas y literarias de España, como Federico García Lorca, Gerardo Diego, Luis Buñuel, Salvador Dalí, Manuel Altolaguirre y Pablo Picasso, entre otros.

La reivindicación de Prados coincide con la celebración del centenario del nacimiento en Málaga del poeta y tipógrafo que murió exiliado en México, en 1962. "Tuvo una biografía apasionante", comentó ayer José García Velasco, director de la Residencia de Estudiantes de Madrid, tras recordar su paso por esta institución, su estancia por una dolencia pulmonar en el internado de Davos -inmortalizado en La montaña mágica, de Thomas Mann- Friburgo o París. Velasco subrayó la importancia clave de las revistas Litoral e Imprenta Sur, que fundó Prados junto a Altolaguirre, en la difusión de las vanguardias.

"Fue un poeta fundamental de la generación del 27 y un intelectual profundamente comprometido con la cultura europea y especialmente la alemana", señaló, por su parte, el director general del Libro, José Luis Villacañas. El comisario de la muestra, que se podrá ver hasta abril, es Fernando Chica. La sobrina-nieta del poeta, Paloma Araoz, destacó ayer de la muestra el completo repaso por la vida de Prados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 29 de febrero de 2000